PROVINCIALES
Un tensionado sábado en el CPE y una asamblea de ADOSAC que resolvió más paro y presencia en el edificio
9 de julio de 2017

El secretario de Seguridad De la Torre acudió con empleados para permitirles el ingreso, aunque ADOSAC lo impidió. Velázquez, titular del CPE, remarcó que solo dialogará con el gremio si abandonan el bloqueo. El sindicato local resolvió cinco días más de paro y ratificó la presencia en Educación.

Un paro de 120 horas y la continuidad de la presencia en el CPE fue el resultado de la asamblea que se realizó ayer cerca de las 18:00 afuera del edificio.

Pero desde las 11:00 hubo momentos de tensión afuera del Consejo ubicado en la calle Mariano Moreno, que incluyó la presencia del Secretario de Seguridad, funcionarios de Educación y policías.

El viernes, el Gobierno denunció el bloqueo por parte de ADOSAC, gremio que el pasado miércoles desde las 14:00 acudió a pedir una reunión con la presidenta María Cecilia Velázquez, para reclamar los descuentos efectuados en los sueldos de junio (pero que corresponden a medidas de fuerza de abril).

Qué pasó

El Gobierno lo informó con un comunicado pasadas las 13:00. El objetivo era que  personal de administración "proceda a la liquidación de haberes del personal docente, en base a las planillas de asistencia que comenzaron a enviar los directivos de las escuelas en los últimos días y que permitirá subsanar los errores en los descuentos de haberes".

"Además, de esto, efectuarán la transferencia de los archivos para la efectivización de los salarios de docentes tutores que debió realizarse el miércoles 5 de julio y no fue posible por la toma del edificio", señalaron.

La llegada del secretario De la Torre, junto con el Jefe de Policía y demás agentes, sumado a los empleados que intentaban ingresar al edificio provocó el bloqueo del gremio. En un momento, en frente del CPE y separados por policías,  los empleados aguardaban ingresar.

De la Torre le entregó el oficio a ADOSAC

"El oficio habla primero de permitir el ingreso y egreso de las personas, algo que estaba garantizado, también la consigna policial que estuvo presente en edificio", dijo Ezequiel Alos, de ADOSAC Río Gallegos a los medios.

El dirigente explicó que la tensión "se generó por una actitud provocadora de algunos funcionarios de Educación que trataban ingresar a como dé lugar, los convocamos a la calma que venimos hace cuatro meses con el conflicto enorme".

Qué dijo el Gobierno

El Gobierno advirtió que ADOSAC "insiste con el bloqueo". Con un comunicado enviado cerca de las 21:00 apuntaron "un grupo minúsculo de militantes del Partido Obrero y ADOSAC  impidieron el ingreso de personal administrativo que querían retomar tareas pendientes en beneficio de docentes de toda la provincia".

De la Torre explicó que mantuvo una charla con los referentes gremiales para darle a conocer los detalles de la orden judicial que establece “que deben disponerse de la cantidad necesaria de efectivos policiales para garantizar la seguridad de las personas que se encuentran en el edificio y los bienes de una institución pública”.

Al respecto, subrayó que la orden judicial es “muy precisa”, ya que establece “interactuar con las personas para posibilitar el egreso y en el caso de no ser posible garantizar que todas las condiciones de seguridad estén dadas”.

“También indica que se debe garantizar que no se estén manipulando los servicios porque cortar el suministro eléctrico también provoca un riesgo de cortocircuito con lo cual pedimos que no lo manipulen”, subrayó De la Torre.

En este sentido, la autoridad de Seguridad arbitró los medios para que ingresen dos operarios de la Unidad de Mantenimiento Escolar para restablecer el suministro de agua y electricidad que había sido suspendido por los manifestantes desde ayer.

Por último, dio conocer que la presidenta del CPE, María Cecilia Velázquez, manifestó que no tenía inconvenientes en recibir a los representantes manteniendo las vías normales de diálogo, si ellos desistían de la toma del edificio.

Indicaron que cerca del mediodía personal administrativo del Consejo Provincial de Educación acudió a la sede del organismo luego de tres días de inactividad, con el consecuente retraso en las tareas administrativas de la cartera educativa que perjudican al personal docente, a las instituciones educativas y a los estudiantes de toda la provincia.

A pesar de que se entabló un diálogo con los referentes gremiales explicando la importancia de no continuar obstaculizando la tarea administrativa de la cartera, estas personas se negaron a permitir la entrada de personal y funcionarios que debía realizar la transferencia de los archivos para la efectivización de los salarios de docentes tutores que debió realizarse el miércoles 5 de julio y no fue posible por la toma del edificio y, además, proceder a la liquidación de haberes del personal docente en base a las planillas de asistencia que comenzaron a enviar los directivos de las escuelas en los últimos días y que permitan emendar aquellos descuentos realizados por la falta de información.

Al no poder ingresar tampoco hoy (ayer), los directores y Personal de Administración, acompañados por otras 17 personas, realizaron la exposición policial correspondiente.

 

Por último, y quizás el dato más importante, fue que remarcaron que la presidenta del CPE, María Cecilia Velázquez, manifestó que no tenía inconvenientes en recibir a los representantes manteniendo las vías normales de diálogo, si ellos desistían de la toma del edificio, "algo que no fue aceptado por los manifestantes". (Fuente: TiempoSur)

Comentarios