PROVINCIALES
Señales de retroceder
5 de noviembre de 2014

Teniendo en cuenta que el conflicto policial tuvo como origen una discusión entre dos facciones internas del sindicato de la fuerza provincial, está claro que hasta aquí la disputa entre aquellos que responden a Mario Monsalvo, y quienes sostienen el reclamo con el auto acuartelamiento que responden a Ramón Quipildor, la situación se les ha ido de las manos.

Los resultados no son los esperados por los que protestan, si bien lograron la renuncia de Mario Monsalvo de la estructura que manejaba, los policías en paro han sido denunciados por la Fiscalía de Estado de la provincia en la Fiscalía Federal de Río Gallegos, lo que generó la llegada del Fiscal Federal General de San Isidro, Fernando Domínguez.

El funcionario de la Procuración General afirmó que el delito podría encuadrarse como sedición, e impone penas de cárcel. “Estoy seguro que cuando se pretende negociar con una pistola en el cinturón es sedición. Es un delito que merece pena de prisión y en ese sentido vamos a avanzar”, afirmo el Fiscal Federal.

Ante esta situación, los policías de paro abrieron todos los canales posibles para negociar y volver a sus funciones, con la posibilidad de frenar el juzgamiento, sumarios o algún procedimiento administrativo interno, cosa que ayer descartó el propio Ministro de Gobierno, Ing. Gustavo Martínez.

Por otro lado, Quipildor y sus uniformados solicitan la incorporación de un representante de ese sector en la discusión salarial, postura que arribaron luego de conseguir la salida de Monsalvo. Y dejaron trascender que poseen más grabaciones de charlas, en las que podría estar involucrado el propio gobernador.

La carpa colocada en la puerta de la Jefatura Policial, cuenta con la presencia de no más de 6 u 8 policías retirados. La madrugada del martes, los auto acuartelados llevaron a cabo una recorrida por las seccionales policiales dela ciudad, que incluyó sirenas y bocinazos, que se realizó con agentes llegados de Caleta Olivia, una clara muestra de provocación, sabiendo que esa protesta podría contar con más de un arma reglamentaria.

Todo parece indicar que la protesta llega a su fin. Más cuando las razones que dieron su inicio estarían en parte saldadas, y que tiene que ver con la salida de Mario Monsalvo en la toma de decisiones dentro de la Asociación Policial Santacruceña, y los policías de paro dan señales de querer retroceder antes de que sea muy tarde.

Comentarios