PROVINCIALES
Profeta en su tierra
13 de junio de 2015

Se vivió una gran fiesta en la noche de ayer, en el Polideportivo Municipal de Río Turbio, que presentaba un marco más que imponente, con más de 3.000 personas que se dieron cita para ver al hijo pródigo de esta tierra.

El Chuky Verón llegó al ring pasadas las 23.30 hs, luciendo una remera que rezaba “SANTA CRUZ MÁXIMO ORGULLO”. Ya había comenzado la transmisión en vivo de la contienda en la TV Pública. Desde unos minutos antes lo esperaba el retador Juan Pablo La Cuadra, el púgil que venía a arruinarle la fiesta al peleador local. El título en juego, era el Latinoamericano de la OMB.

Desde el comienzo del primer round, el Chuky atacó ferozmente a La Cuadra, golpeándolo con izquierda y derecha, con la velocidad que lo caracteriza y con su notorio progreso físico y mental.

En los papeles La Cuadra se presentaba como un boxeador que podía presentar batalla, el problema del bonaerense fue que en ningún momento el Chuky lo dejó armarse como para tirar una mano. Y en el segundo round cayó a la lona por primera vez. Una derecha que impactó en el mentón de La Cuadra le aflojó las piernas, y llegó al piso.

Comenzado el 3er round, la pelea continuaba como había empezado, La Cuadra recibiendo una metralla de derechazos y zurdazos, es que el Chuky sabía de la mano pesada de su oponente y no debía dejarle espacios. Tantos golpes recibía La Cuadra, que desde su rincón arrojaron la toalla y pelea terminada.

Muchas especulaciones, sobre todo de aquellos que quizá nunca pisaron un ring ni un gimnasio. Lo cierto es que para ser un grande, hay que ganarle a todos, y por ese camino va el Chuky. Algunos analistas y conocedores de guantes y lonas, apreciaron que desde el rincón de La Cuadra no querían un knock out que era inminente.

Los semifondos y fondos

Desde las 22 horas, el gimnasio que ya esta en máxima capacidad,  comenzaron las peleas de semifondo.

La primera donde peleó el púgil de Río Gallegos Damián Morales y el porteño Santiago Quintana. Donde el santacruceño obtuvo la victoria por puntos en los 4 rounds que duró la contienda.

En el segundo combate de semifondo, dos púgiles de peso ligero se dieron duro. Daniel Posse y Miguel Antil, de Moreno (Pcia de Bs. As.) y Trelew, respectivamente dieron un buen espectáculo.

Cosa que no pasó en la pelea de fondo a 6 rounds que literalmente quedó para el olvido. Martín Molina de Chipoleti y el porteño Tomás Reynoso se pegaron poco y nada, para el enojo de los espectadores.

 

Etiquetas
Comentarios