PROVINCIALES
CRiGal, el mejor de Argentina
14 de diciembre de 2015

Por 64 a 62, CRiGal venció a SICA y cerró la serie 3 a 0 para coronarse campeón por primera vez en su historia. En su tercera temporada en la Liga Nacional A de básquet en silla de ruedas y habiendo logrado el subcampeonato 2014, el club de Santa Cruz se coronó como el mejor del país. El jugador Marcos Rosas afirmó a LOA: “Demostramos que fuimos superiores a todos”.

Con un importante marco de público, anoche, en el gimnasio del Centro Provincial de Alto Rendimiento Deportivo, el equipo de Primera del Club Río Gallegos de Lisiados (CRiGal) se consagró campeón de la Liga Nacional A de Básquet en silla de ruedas.

El plantel que dirige Luciano Dalla Fontana cerró la serie final, al mejor de cinco juegos, por 3 a 0 con Santa Isabel Club Atlético (SICA) como rival. A fines de noviembre, el equipo santacruceño había vencido al cordobés por 68 a 71 y 76 a 52 en los dos primeros cruces en el estadio de Unión Eléctrica de Córdoba.

Fue sólo en los primeros minutos del primer período que SICA estuvo al frente en el marcador y era por 2 a 4 que el local perdía. Los dirigidos por Luciano Dalla Fontana pudieron igualar el tanteador y el partido empezó a encaminarse. Nicolás Antil fue el responsable de marcar la primera decena mientras que Guillermo Ramírez y Luciano Dalla Fontana sumaron para llegar a los 16 puntos a 10. Con un doble, Torrera cerró el primer cuarto por 16 a 12.

Con una marca más pronunciada del plantel cordobés sobre el santacruceño se desarrolló el segundo cuarto. Torrera abrió el marcador para dejar a dos puntos la diferencia pero Dalla Fontana y Muñoz sumaron de a dos para engrosar el tanteador local. Los lanzamientos erráticos de SICA demoraban la suma de puntos para la visita, mientras que Toledo y Ramírez continuaban certeros en los dobles y ya cuando restaban 5’ de juego el tablero marcaba 24-18.

El equipo dirigido por Juan Domínguez no lograba acertar en el aro, pero sobre el cierre del período, Kowalczuk, Torrera, Yance y Mariana Pérez lograron sumar y el primer tiempo cerró 30-28 y el cuarto, 14-16.

Los primeros 20’ de juego habían mostrado a un CRiGal certero y un SICA errático, pero la segunda parte del juego haría sufrir a más de uno en la tribuna.

Segundo tiempo

De regreso en el campo de juego, Antil marcó los 32 puntos y por la visita, Torrera repuso. Toledo sumó dos dobles al hilo. A 3’ de haber iniciado el tercer período, la visita volvió a sumar y ahora el marcador era de 36 a 33. Dalla Fontana apareció para aventajar a CRiGal y Torrera volvió a reponer. Promediando el cuarto, Kowalczuk achicó a tres la diferencia. Dalla Fontana sumó cuatro puntos cuando los jugadores cordobeses amenazaban con igualar el resultado. Amado Pérez y Torrera pusieron 44 a 43 el parcial y sobre los últimos segundos, Dalla Fontana dejó en 46 a 43 el global para un tercer período de 16-15.
En los últimos 10’, los primeros puntos llegaron desde la línea de tiros libres. Ramírez sumó dos puntos y Rosas selló los 50 para CRiGal. Una particular marca estilo “trencito” de Antil y Rosas a Torrera, al que no dejaban escapar, se llevó el aplauso del público.

SICA continuaba sumando y acercándose en el tanteador. Cuando faltaban 5’47”, el tablero marcaba 52-49. Dalla Fontana sumó desde la línea de tiros libres pero Torrera descontó y la diferencia a favor del local era de sólo tres puntos. Con cinco faltas acumuladas, Torrera con su casaca número 33 debió dejar la cancha. Yance sumó y dejó a un punto a SICA. Eduardo Toledo aprovechó para sumar con tiros libres pero Pérez, la única mujer del plantel visitante repuso y ahora el 59 a 58 abría la posibilidad de triunfo para el club cordobés. Muñoz sólo pudo sumar un punto de dos tiros libres cuando faltaba 1’11” de juego. Con menos de 45”, Toledo sumó un doble y empató en 62 el marcador. Dos tiros libres se le habilitaron a Dalla Fontana y los dos los encestó. Sólo segundos quedaron y con un marcador 64 a 62 y un período 18-19, CRiGal por primera vez en su historia gritó campeón.

El público se puso de pie para aplaudir y los jugadores se abrazaron.

Con tres años en la máxima categoría del básquet nacional, el club de Santa Cruz celebró ser el mejor del país. Campeón además por partida doble, ya que el equipo de Primera se sumó al del Torneo Federal que ya se había adjudicado el primer puesto en la tercera categoría y la plaza para el Torneo Nacional de Ascenso.
 
Protagonistas

Julio Kowalczuk, jugador del subcampeón, sostuvo: “Fue una temporada muy larga, llegar a jugar la final fue muy importante y fue a lo que habíamos apuntado a principio del campeonato, estar entre los primeros cuatro. Gracias a Dios se nos dio por jugar la final y estuvo muy pareja, salió justo campeón CRiGal, tiene un gran equipo. Ya termina el año y ahora hay que replantear el año que viene y corregir todos los errores que hemos cometido este año para jugar un poco mejor y ver si podemos salir campeones”.

Finalizando, añadió: “Queremos agradecer a la Municipalidad y al Gobierno de Córdoba que nos ayudaron muchísimo y a todas las empresas que nos ayudaron y dieron apoyo todo el año”.

Marcos Rosas, uno de los más jóvenes del plantel campeón, recordó: “Mi segundo año ya es mi segunda final. La primera estuvimos al borde y nos quedamos con las ganas, creo que ahora se nos dio la posibilidad y ganamos los tres partidos, el último fue un toque ajustado pero ganamos, lo importante era ganar. La primera fue una especie de experiencia para unir el equipo y en esta se logró la unión y que pudimos lograr muchas cosas. Es algo muy positivo porque pudimos llegar a la final de vuelta, los partidos fueron muy complicados, fue una temporada muy difícil, pudimos llegar y demostramos que fuimos superiores a todos. Hubo bastantes dificultades pero se pudo ganar y era lo importante, la meta que teníamos”.
Rosas se lo dedicó: “A mi familia, a todos mis compañeros y a toda la gente que vino a vernos”.

Por su parte, Guillermo Ramírez, uno de los jugadores con más años en el club, recordó: “Estoy desde el 2003, empecé cuando estaban Graciela y Ferrari, va para ellos también el logro. En la primera temporada mantuvimos la categoría, el año pasado perdimos contra Cilsa y este año se nos dio”.

Ramírez evaluó: “Creo que por ahí la temporada no fue tan buena pero el grupo se unió más y en base a eso salimos adelante”.

En cuanto al acompañamiento del público destacó: “Vino mucha gente hoy y fue muy lindo. Nos llamó la atención que hasta último momento vino hasta Canal 9, la gente, fue muy lindo”. Finalizando, se lo dedicó: “A la familia, a mi novia que está en Buenos Aires, a Rubén Ferrari y a Graciela (Di Simone), a Martincito que ya no está con nosotros”.

Con la premiación y el tradicional corte de red, CRiGal cerró una jornada histórica que superó a la del 2014. Ahora gritaron campeón. (Fuente: LOA)

Comentarios