PROVINCIALES
Costa reabrió en Caleta, y el cemento es más caro que en Viedma
16 de octubre de 2015

En la jornada de ayer, la cadena de “home depot” del empresario, diputado nacional y candidato a gobernador Eduardo Costa, volvió a abrir sus puertas en la ciudad del Gorosito.

Después de un año, cuando las llamas devoraron por segunda vez una sucursal del Hipertehuelche, el anterior incendio habían sido en Río Gallegos y unos meses después al de Caleta se incendió un galpón en Puerto Madryn, la cadena que el empresario y diputado nacional más rico del congreso nacional, ha puesto en funcionamiento el local ubicado en la calle Güemes 252 de Caleta Olivia.

El gerente de la sucursal, Juan Ávila, contó que no se hizo un acto formal y sólo se abrieron las puertas a los clientes. El gran almacén de Costa, cuenta con instalaciones renovadas, mayor tecnología e iluminación. Aunque nada dijo ni se le consultó acerca de las medidas de seguridad contra incendios que tiene el novel local, un evento recurrente que aqueja al Hipertehuelche como a sus aseguradoras.

La controversial bolsa de cemento

Si bien Ávila contó acerca de los “beneficios” que brinda el negocio de Eduardo Costa, manifestando que ofrecen ofertas, créditos y planes de pagos, nada amplió acerca de la controversial política que tiene Hipertehuelche para con los santacruceños con el precio de la bolsa de cemento.

Y la sucursal de Caleta Olivia no fue parte de una buena noticia en este sentido, ya que la bolsa de cemento, que se produce a 60 kilómetros de la ciudad, cuesta hoy 117 pesos, lo cual vuelve a derribar el argumento ”flete”, dado que la misma bolsa en la sucursal de Viedma, a 1.028 kilómetros de Pico Truncado, le cuesta a los rionegrinos 101,90 pesos.

Cuando la sucursal se incendió, la bolsa de cemento costaba 80,99 pesos. Es decir que alegremente Costa reabrió la sucursal de Caleta Olivia, incrementando en un 44% el precio de la bolsa de cemento. Ni la medición inflacionaria del bloque opositor del congreso, al cuál él pertenence, arroja ese guarismo.

Oportuno ya sería que el empresario nos explique a los santacruceños, de manera seria y sin echar culpas recurriendo al “cuentito flete”, por qué debemos seguir financiando sus campañas y su competencia con otros corralones en ciudades del norte patagónico, haciéndonos pagar más caro el cemento que producimos en nuestra provincia.

 

Comentarios