PROVINCIALES
Ballenas en las costas de Santa Cruz
26 de julio de 2015

El 13 de julio pasado, transeúntes que circulaban por la rutan nacional Nº 3, entre Caleta Olivia y Río Gallegos, pudieron apreciar en la costa dos ejemplares de la ballena franca austral.

Ambos animales se encontraban a unos 100 metros adentro en el mar argentino. Si bien no es tan común observar este tipo de especie en las costas de Santa Cruz, no es la primera vez que se da este tipo de avistaje.

Desde la web ar.whales.org afirman que en Argentina, país conocido por ser uno de los puntos del mundo los que  la presencia de la especie es registrada anualmente,  la Ballena franca austral fue declarada un “Monumento Natural Nacional” en 1984, siendo el primer cetáceo que obtuvo esta protección. La provincia de Santa Cruz también declaró a la especie  “Monumento Provincial Nacional” en 2003. La protección de esta especie junto con actividades asociadas como el avistaje de ballenas ha facilitado el desarrollo de comunidades costeras y permitido la recuperación de la especie en algunas áreas. Si bien se cuenta con bastante información sobre la historia de vida de esta especie mientras permanece en el área reproductiva de Península de Valdés –en la Provincia de Chubut–, poco se conoce sin embargo sobre la misma después de que abandona  dicha zona y regresa a su área de alimentación en aguas antárticas y subantárticas.

Este proyecto comenzó en el año 2000 y tiene como  objeto de estudio a la Ballena franca austral en las aguas de la provincia de Santa Cruz. La investigación incluye realizar un censo anual y la toma de imágenes con fines de foto-identificación, que componen el catálogo “Golfo San Jorge” de la especie, en el cual son incluidos todos los ejemplares que son registrados visitando el área. En 2008 –como parte de los resultados de este proyecto –la comparación de los catálogos de Península Valdés y  Golfo San Jorge permitió observar la presencia en ambos de un ejemplar albino, en lo que resultó ser el primer “match” entre ambas áreas , separadas por aproximadamente 500km.

De acuerdo a los datos recabados hasta la fecha,  las ballenas podrían utilizar el sur del Golfo San Jorge para socializar y como  parte de su ruta migratoria entre las áreas de cría (en aguas de bajas latitudes) y de alimentación (en aguas de altas latitudes). Comparar catálogos de distintas áreas nos proveerá valiosa información sobre la especie y sus movimientos entre áreas. Desde 2001 se realizan también esfuerzos en Cabo Vírgenes, ubicada aproximadamente a 9km de la boca oriental del estrecho de Magallanes en Argentina. Resultados preliminares demuestran que esta área puede ser importante para la migración de la especie. Las aguas de la provincia de Santa Cruz parecería ser una de las rutas utilizadas durante la migración de la especie, si bien se necesita continuar investigando a fin de confirmar esta hipótesis y aumentar nuestro conocimiento al respecto.

 

Etiquetas
Comentarios