PROVINCIALES
Anuncio de rebaja del Gobierno no convenció a las provincias
24 de mayo de 2016

Luego de casi tres horas de reunión, el Gobierno Nacional anunció que “para este año” el aumento de las tarifas residenciales en Patagonia no superará el 400%. En tanto, se mantiene el 1.500% en comercios e industrias. Esto no satisfizo a los representantes provinciales, que habían concurrido con la postura de dejar sin efecto la suba. Ayer, al amparo de Santa Cruz se sumó el de Chubut, suspendiéndose la tarifaria.

 El vicegobernador Pablo González estuvo acompañado por el titular de Distrigas, Fernando Cotillo.

Ayer, desde las 15 y hasta casi las 18 horas, representantes de todas las provincias analizaron con el ministro del Interior, Rogelio Frigerio y el de Energía, Juan José Aranguren, las consecuencias de los cambios aplicados en las tarifarias de los servicios públicos. “Hubo una total improvisación”, sostuvo Mario Das Neves, gobernador de Chubut, luego del encuentro.

Al término de la reunión y en conferencia de prensa, los ministros nacionales anunciaron la decisión del Gobierno central de reducir el tarifazo del gas del 1.300% a un 400%, sólo en lo que hace a las tarifas residenciales y por este año, indicó el ministro Frigerio.

Cabe indicar que la propuesta de las provincias patagónicas, a la que adhirió Santa Cruz y fue reflejada por el vicegobernador Pablo González en el encuentro, fue pedir la suspensión de la resolución 28 del Ministerio de Energía, que establece este nuevo cuadro tarifario que afecta de manera drástica la vida de los patagónicos. En la misma línea se manifestaron los representantes de Chubut y La Pampa, en una dura reunión donde expusieron la incidencia del gas en la región, denunciando que en casos residenciales el aumento había llegado a un 1.372%, algo que produjo múltiples presentaciones judiciales, algunas de las cuales ya salieron favorables a los usuarios.

En una primera instancia, a pesar de que Santa Cruz, Chubut y La Pampa adujeran que dichos aumentos resultaban impagables para vastos sectores de la sociedad, el ministro Aranguren ofreció un descuento del 50% del incremento, algo que dejaba el aumento en un porcentaje mayor al 600%, cuestión que no fue aceptada por las provincias y llevó a un cuarto intermedio en la reunión.

Posteriormente a ello, los ministros de Macri retornaron a la mesa con la decisión de mantener el aumento con un techo del 400% para los consumidores residenciales y la promesa de seguir analizando la situación la próxima semana con los equipos técnicos.

Los representantes patagónicos les dejaron en claro a los ministros nacionales que reducir el tarifazo a un 400% de aumento no resuelve el problema generado por este ajuste, que se ha traducido en un fuerte enojo social en todas las provincias afectadas.

Por otro lado, para el caso de las tarifas comerciales, el Gobierno central mantuvo la decisión anunciada el viernes de prorratear el 50% del aumento en los meses de invierno para ser pagados durante el verano, lo que también ya ha sido rechazado por diversos sectores comerciales y empresariales de la región y generó, por parte de la CCIARG, la presentación de una medida cautelar ese mismo día.

Para este año

“La decisión es que este año no se pague más del 400% (de aumento) por los consumos residenciales en la Patagonia”, dijo Frigerio en una conferencia de prensa, en la que estuvo acompañado por Aranguren, en el Palacio de Hacienda. Y sostuvo que este tope “está en línea con otros incrementos registrados en el país, que no superaron el 400% para los consumos residenciales”, explicó Aranguren.

Los funcionarios nacionales anunciaron, además, que los usuarios residenciales que ya hayan pagado la factura con aumentos superiores al 400% tendrán a su favor una nota de crédito por el excedente, el que será aplicado en la próxima boleta. En tanto, en caso de no haberla abonado, las empresas distribuidoras les enviarán los nuevos valores con vencimiento diferido, sin riesgo de sufrir cortes en el suministro.

Aumento disparatado

Al término del encuentro, el gobernador de Chubut, Mario Das Neves, dijo a la prensa que durante la reunión les mostraron a los ministros “boletas con aumentos del 1.000% al 1.800%” en la tarifa de gas. “Se han dado cuenta que el aumento del 1.800% es un disparate. Esta rebaja (al 400%) lo que evidencia es el desconocimiento y la improvisación inicial” al momento de tomar semejante medida, agregó Das Neves.

La semana pasada, el gobernador de Chubut presentó una medida cautelar ante la Justicia para que no se aplique el incremento, acción que fue convalidada ayer por un juez federal.

Desde el Gobierno Nacional anticiparon que apelarán dichos amparos. “Vamos a defender ante la Justicia nuestra posición” a favor del aumento, indicó Aranguren, señalando que hasta el momento no han recibido ninguna notificación. Y agregó que el hecho de que el tema “se judicialice (el aumento) no hará que haya más gas en Argentina”.

También dejó en claro que el Gobierno mantiene el esquema para los comercios y las pymes, para que el 50% del aumento dispuesto en las tarifas de gas pueda ser abonado en cuotas entre los meses de octubre de este año y marzo de 2017, y entre octubre de 2017 y marzo de 2018, periodos en los que baja la demanda del fluido.

Frigerio, por su parte, recordó que en la Patagonia “los cuadros tarifarios no se actualizaban desde el 2001”, situación que no se repitió en el resto del país, donde sí hubo algunos incrementos. Lo cual no es real, ya que los cuadros tarifarios sí sufrieron modificaciones en los últimos años.

Finalmente reconocieron que se seguirá “dialogando” sobre el cuadro tarifario con los gobernadores, pero esta vez por regiones, por lo que los próximos encuentros serán con mandatarios de provincias del Noreste, Noroeste o de la Zona Centro, de manera de abarcar con cada uno “las particularidades” de cada región.

En la reunión celebrada ayer estuvieron presentes gobernadores y representantes de todas las provincias del país. Entre ellos los mandatarios de Tierra del Fuego, Rosana Bertone; de Río Negro, Alberto Weretilneck; de Chubut, Mario Das Neves; de Neuquén, Omar Gutiérrez, y de La Pampa, Carlos Verna.

También fueron de la partida los mandatarios de San Juan, Sergio Uñac; de La Rioja, Sergio Casas; de Santa Fe, Miguel Lifschitz; de Entre Ríos, Gustavo Bordet; de Chaco, Oscar Peppo; de Formosa, Gildo Insfrán, y de Catamarca, Lucía Corpacci.

A estos se sumaron los vicegobernadores de la provincia de Buenos Aires, Daniel Salvador y de Santa Cruz, Pablo González, junto a ministros del área de Energía de nueve distritos.

Comentarios