PROVINCIALES
¿¿Quién lo calla a Angelito Negro?? Los enredos de Eduardo Costa
27 de julio de 2017

Ayer por la tarde en el Complejo Ferroportuario de Punta Loyola, los trabajadores que el martes impidieron que se llevaran 300 metros de cinta transportadora, dieron una conferencia de prensa en virtud de la “violenta” respuesta que dio Omar Zeidán, interventor de Cambiemos que responde a Eduardo Costa en YCRT.

La voz cantante la llevó Luis “Angelito Negro” González, paritario de ATE en la empresa minera.

Repartió para todos lados la verdad. No se salvó casi nadie, solo La Cámpora, haciendo referencia a la pretensión de operación política por parte del interventor, haciendo referencia a que quienes impidieron la salida del camión con la cinta: “no estigmaticen a los trabajadores mineros” pidió.

Comenzó explicando lo que ayer explicamos que quisieron hacer con la cinta transportadora: que era “venderla” a una empresa que la iba a usar en un campo en las inmediaciones de El Calafate, a cambio de 30.000 pesos que después utilizaría Roxana Reyes para su campaña en “donaciones”.

González aseguró que los papeles no estaban en regla para que saliera la cinta.

Y desafió al interventor de la empresa, Omar Zeidán, que se abstenga de sumariar o querer echar a trabajadores, que vienen cumpliendo, en muchos casos con dinero de su bolsillo, en los convenios suscriptos con la intervención para la construcción de las estructuras necesarias en el puerto.

Que si tenía que echar a alguien, Angelito Negro, le pidió que lo eche a él mismo, que sabe quién es, y que lo mismo hizo Taselli en 1996.

Fue más allá, afirmando que el viene denunciando irregularidades en la empresa desde 2004 cuando removieron los escombros del derrumbe, donde implicó en la malversación a Daniel Peralta y a Walter Cifuentes, que hoy está en Cambiemos a cargo de la representación del Ministerio de Desarrollo Social nacional en Caleta Olivia.

Que además denunció los convenios con la UTN de la gestión anterior, e incluso la inversión del tren turístico en la estancia Killik Aike, propiedad de Roberto “Roby” Fernández, que recibió unos 200 millones de pesos en inversiones en su estancia.

Sin querer decirlo muy fuerte, aseguró que nada cambió, que nos mintieron aquellos que formamos parte de un espacio político, y entre dientes hizo referencia a la contratación de hoteles por parte de YCRT, donde aparece el “Amérian” de Río Gallegos, que está situado exactamente donde estaba el hotel “Costa Río”, de la familia del empresario y diputado nacional Eduardo Costa.

Aseguró que la estancia Sofia propiedad de YCRT, era utilizada como safari por funcionarios y amigos de funcionarios de la gestión de Cambiemos, donde los fines de semana cazan y pescan. Además aseguró que es notable la cantidad de ingresos de familiares como la cuñada del propio Zeidán.

Más adelante hizo referencia y denunció la cantidad de monotributistas que ingresaron a la empresa, mucho de los cuales no viven en la provincia, y sorprendió a los presentes al denuncia que uno de esos casos es un concejal mandato cumplido de Río Gallegos, que percibe una jubilación de empleado municipal, y está contratado por servicios informáticos, fue consultado quién era por los periodistas presentes, y soltó (Jorge) “Gareca”.

Llegado al final de la conferencia se refirió a las inversiones en la empresa, y dijo que eran nulas, que está todo parado, mostró preocupación por la termousina que también está paralizada e hizo referencia a Isolux que está quebrada. Anticipó que de seguir así, los 3.000 millones de pesos asignados por el presupuesto 2017 para la empresa, podrían ser reasignados si no se ejecuta la partida.

Denunció nuevamente a Omar Zaidán y elípticamente a Eduardo Costa, cuando en el marco de las inversiones mostró unos caramelos, “de estos fabricaron miles, y se pagan con fondos de la empresa”, mientras los trabajadores ponen de su bolsillo para cumplir lo acordado, e hizo referencia a una revista que se distribuye internamente “donde no hay dos renglones que hablen de Punta Loyola”, que se imprimieron 8.000 ejemplares en un taller de Córdoba, que es hoy la imprenta que le hace el material de campaña a Costa y Reyes de Cambiemos.

Por último trató de mentiroso a Omar Zeidán, y lo volvió a desafiar al solicitarle que si tiene que echar a alguien, empiece por él, que fue quien primero llegó para interrumpir la operatoria de ayer de la “venta” de cinta transportadora.

Comentarios