POLÍTICA
Yo no me sentaría en tu mesa
23 de agosto de 2016

Hay algo que caracteriza a los gremios nucleados en la MUS, que es presentarse como pretendiendo dialogar, reclaman el diálogo en cuanto micrófono le ponen adelante.

Otra cosa que caracteriza a los gremios de la MUS, es presentarse con la intención de dialogar para arreglar las cosas, pero en definitiva nada quieren arreglar.

Lo ha demostrado ADOSAC, que tras acordar la paritaria, decretó 72 horas de paro por no haber percibido los aguinaldos.

Así, nuestros alumnos han pasado el 60% de los días que tenían que estar en las aulas en sus casas.

APROSA no ha sido la excepción de lo que en la actividad gremial se conoce como “correr permanentemente el arco”, es decir, cuando el gobierno accede a las exigencias, toman esa conquista como producto de la lucha, aunque rápidamente solapan otra exigencia que los mantiene de “paro por tiempo indeterminado”.

Un verdadero desquicio por parte de quienes tienen que prestar nada más y nada menos que el servicio de salud.

APROSA que no es un gremio, ni nada, que no tiene personería gremial, ni afiliados, solo 400 adherentes, “luchaba” para que sea incorporado en la paritaria sectorial de salud. Situación legal que no podía sortearse en tanto que APROSA no es un gremio, sino una agrupación que nuclea algunos profesionales de la medicina.

En fin, el ministerio de salud y la secretaría de trabajo accedieron, por voluntad política a sentar a esta asociación en paritaria, lejos de devolver la gentileza del gesto del gobierno provincial, y volver al trabajo que abandonaron hace más de 40 días, hoy en conferencia de prensa Hugo Jerez, quien se arroga la representación de este grupo, afirmó que continúan el paro por tiempo indeterminado en los hospitales de Santa Cruz, porque reclaman el 40% de aumento salarial.



Otra cosa que caracteriza a los gremios de la MUS es que como gestión sindical, solo reclaman sueldos. Absolutamente ninguno asume la responsabilidad de brindar algún servicio a sus afiliados de esparcimiento o algún servicio social.

Otra cosa más que caracteriza a los gremios de la MUS, es que se han convertido en extorsionadores profesionales, razón por la cual ya cada vez menos se quieren sentar en su mesa.

Comentarios