POLÍTICA
Un operativo correcto y justo (mirá el video de ADOSAC)
12 de julio de 2017

“Todo bien, todo bien, pasen, pasen, adelante” arranca el video que hizo circular por las redes el gremio ADOSAC, que muestra el mismo instante cuando comienza el operativo que retiró a los militantes de ADOSAC y el Partido Obrero, que hacía 5 días mantenían virtualmente secuestrada a la presidenta del Consejo Provincial de Educación. 

El jabón que se pegaron quienes declamaban que estaban pacíficamente ocupando y bloqueando las instalaciones del CPE, fue terrible.

Pero lo más terrible no fue ver ingresar a lo que en la jerga futbolística se conoce como los “Cabeza de Tortuga”, sino que lo que inmediatamente se les cruzó por la cabeza a quienes con palos en mano y cara de malevo ocupaban el CPE, es que seguramente muchos de esos agentes especiales eran padres de niños a los que ellos, cobrando todos los sueldos aún y el aguinaldo, no les daban clases.

 

 Ese es el choque al que la ADOSAC de la mano de Cormack, Barrionuevo, Alos, quienes nunca hablan (ni mal, ni bien) de Eduardo Costa, el mayor empresario provincial, nos quieren llevar como sociedad.

Volviendo al operativo, la policía comenzó a cumplir el oficio de la jueza Roxana Suarez, que era solicitar a las fuerzas de seguridad, al Ministro de Gobierno Fernando Basanta y al Secretario de Seguridad Lisandro de la Torre garantizar el funcionamiento del Consejo Provincial de Educación, y para ello de debían retirar los ocupantes ilegales del lugar que días anteriores no dejaron ingresar a trabajadores del CPE. 

Un docente con camperón de River, pedía por las llaves de su casa. Otro recordó el incendio de 2011 del antiguo edificio del CPE en avenida Kirchner, hasta que se escucho la orden de retirarlos a todos.

Comienzan los efectivos del cuerpo especial de la policía provincial a correr con los escudos a los ocupantes del CPE, y los forcejeos que no pasaron a más de eso.

En ese momento se oye una percusión de un dispositivo de fogueo para uso táctico que no tiene ningún tipo de perdigón y es solo el ruido, imaginemos que los ocupantes del CPE estaban un poco dormidos, hasta el que estaba con palo en mano en la puerta del CPE y cara de malevo se pegó un julepe bárbaro.

En ese momento a ADOSAC y PO se les volvió a cruzar por la cabeza que ellos no querían darle clases a los hijos de los efectivos policiales, y a los hijos de nadie en Santa Cruz, habiendo cobrado sus sueldos y sus aguinaldos, y que más bien estaban pensando en sus vacaciones.

Todos afuera reclamaban por el jefe del operativo y por el oficio de la jueza, que una vez sobre la calle Mariano Moreno, fue leída por el comisario Abud.

De esta manera sin ningún reprimido, todos en paz, cada uno se fue a su casa: los funcionarios que permanecieron 5 días prácticamente sin descansar, sin comer, sin luz por momentos, y los ocupantes de ADOSAC y el PO que se turnaban para obstruir el CPE y ponían música cada dos horas para que los funcionarios provinciales no pudieran dormir, casi en código desaparecedor, y les golpeaban la puerta de la oficina donde se mantuvieron alojados.

Comentarios