POLÍTICA
Para la Alianza Cambiemos nadie escucha al Papa en elecciones
20 de noviembre de 2015

Durante la visita a la provincia de Jujuy, acompañando a Mauricio Macri en el cierre de campaña de la Alianza Cambiemos, el jefe de campaña del PRO, Jaime Duran Barba, fue consultado por un corresponsal de la agencia DyN sobre las afirmaciones del Papa Francisco, quien llamó a "votar a conciencia". "Lo que diga un Papa no cambia los votos ni de diez personas sea argentino o sueco", respondió el polémico publicista.

Las declaraciones del gurú de Mauricio Macri se realizan el mismo día en que el Diario Crónica publicó en la sección Editoriales un artículo de Alicia Barrios, amiga personal del Papa Francisco, en el que manifestó que "él quiere un gobierno que mire a los ojos a los pobres, con alta sensibilidad social en sus planes, con una economía que esté liderada por hombres buenos y no por las fuerzas salvajes del mercado. Quiere un país que incluya, que no descarte a los viejos, los jóvenes, ni a los chicos. No quiere un gobierno que favorezca sólo a los ricos, quiere un gobierno para todos y que especialmente atienda las necesidades de los pobres".

Alicia Barrios recordó las palabras de Francisco en su tiempo en Buenos Aires cuando decía "En esta ciudad de Buenos Aires la esclavitud está a la orden del día, explotan trabajadores, y si son migrantes se les priva de la posibilidad de salir de ahí. Esta ciudad fracasó".

Mientras Lorena Martins, quien denunció a su padre vinculado al negocio de la trata y difundió una foto del candidato Mauricio Macri en uno de los prostíbulos, la amiga de Francisco recordó cuando Bergoglio en sus homilías decía que "en Buenos Aires se ha instalado la cultura del volquete porque se dan por desperdicio a hombres y mujeres que cayeron en la trata de personas. Hay una anestesia cotidiana que esta ciudad sabe usar muy bien y se llama coima, con esta anestesia se adormecen las conciencias. ¡Buenos Aires es una ciudad coimera! Estos conceptos expresaba el cardenal Bergoglio, durante cinco años consecutivos, hasta que los pronunció por última vez el 25 de septiembre de 2012, apenas seis meses antes de ser elegido Papa".

Para terminar, Barrios recordó una importante afirmación de Francisco, cuando era el Cardenal Bergoglio: “Si apostamos a una Argentina donde no estén todos sentados en la mesa, donde solamente unos pocos se benefician y el tejido social se destruye, donde las brechas se agrandan siendo que el sacrificio es de todos, entonces, terminaremos siendo una sociedad camino al enfrentamiento”. 

Comentarios