POLÍTICA
Ni Costa, ni Roquel, ni Toledo, sólo Gómez Bull y Kirchner
17 de marzo de 2016

En la extensa sesión donde se le dio tratamiento a la derogación a la Ley Cerrojo y a la Ley de Pago Soberano, hubo un listado original de 110 oradores de todos los bloques.

Esta herramienta solicitada por el macrismo para pagarle a los fondos buitres, o a los tenedores de bonos de deuda argentina que no entraron al proceso de estructuración de 2005 y 2010, que representan un 7%, mientras que los que están incluidos son el 93% de toda la deuda nacional, demandó una maratónica sesión de más de 20 horas.

Hablaron de todos los bloques, PRO, UCR, PJ disidente, FPV y PO, entre otros, y de todas las provincias. Los cruces, chicanas, sanguchitos, herencias y creencias neoliberales fueron el centro de la escena de la extensa sesión.

Sí llamó la atención el desempeño de los 3 legisladores de UCR-Cambiemos, Eduardo Costa, Héctor “Pirincho” Roquel y Susana Toledo, quienes estuvieron temprano en el congreso nacional, se fueron, no emitieron una sola palabra acerca del pago a los Fondos Buitres, y solo regresaron a la mañana siguiente para votar.



En cambio sí hicieron uso de la palabra los legisladores nacionales de la provincia por el FPV, Mauricio Gómez Bull y Máximo Kirchner.

Gómez Bull fue lapidario en torno de la figura del diputado ex FPV Diego Bossio, del cual manifestó sentir vergüenza y que devuelva la banca a la que llegó por el voto de la gente. Además fue tajante al afirmar que nadie asegura que el 93% restante de bonistas incluidos en las estructuraciones, no vaya a accionar judicialmente contra el país, y así hacer crecer exponencialmente la deuda argentina.

Por su parte Máximo Kirchner, último orador del bloque del FPV, se lo notó muy tranquilo y con un discurso conciliador, aseguró que sabe el esfuerzo que demanda llevar adelante la gestión al frente de la presidencia de la nación, y asimismo le solicitó a la administración de Mauricio Macri, que vaya nuevamente  negociar con los buitres para traer un acuerdo mejor, y que no se deje extorsionar.

Comentarios