POLÍTICA
Macri en Santa Cruz: Más idas que vueltas en la relación Macri-Kirchner
14 de enero de 2019
Desde BaS estamos tan sorpresa como todes ustedes. Y no es para menos. En medio de nuestro filo descanso estival nos encontramos con la noticia que Macri visitaría nuestras tierras. “Noticia no confirmada”, nos dijeron desde fuentes cercanas al gobierno provincial.

Claro, pensamos desde BaS, ¿cómo va a visitar Macri Santa Cruz en tiempos electorales después de las discriminatorias medidas y conductas que ha tenido para con nuestras queridas tierras? Lo político, bien, gracias. Entendemos la disputa político partidaria. No somos ingenues. Pero … ¿y nuestra gente?. La gente que no podía cobrar a tiempo. La gente que no podía enviar a sus hijos al Colegio. La gente que no pudo enviar a sus hijos a estudiar fuera de la Provincia porque no sabía cuándo cobraba su salario. La gente que no se fue de vacaciones. La gente que se levanta todos los días con temperaturas bajo cero, calles escarchadas e imposibles de transitar, ráfagas de viento de más de 100 km por hora. Y más frío. Y más viento.

Y viene Macri. Ajá. Total normalidad. Luego de más de 25 días de vacaciones aterrizará en El Calafate. Si, claro. No va a Fitz Roy. Tampoco visitará Gobernador Gregores. Menos aún Río Gallegos y Caleta Olivia. Sólo destinos turísticos internacionales. Bien.

Pero hay más aún para quedar tan sorpresa como decíamos al principio. Se va a reunir con Kirchner. Con Alicia, claro. “Reunión institucional”, se apresuran a aclarar voceros de Cambiemos y voceros del oficialismo provincial. Claro, todavía entendemos que si un Presidente que hizo todo lo que hizo en contra de Santa Cruz, paró la Usina termoeléctrica de Río Turbio, frenó el avance de la obra de las Represas Jorge Cepernic y Néstor Kirchner que hoy visitará, nos quitó los reembolsos a los Puertos Patagónicos, nos frenó otro de los sueños de los santacruceños como es la habilitación de la Zona Franca, se encargó una y otra vez de violar la autonomía provincial con medidas y conductas absolutamente contrarias a la división de poderes consagrada en la Constitución Nacional, claramente si se reúne con la gobernadora que “piloteó” todo este caos provocado por el señor que se sentará a su lado, entendemos y se entiende que se trata de una relación, visita, encuentro o como quieran llamarle, de carácter institucional.

Entendemos que no se reunirán para sellar ninguna alianza electoral de cara a las próximas elecciones. A ver muchaches voceros si le ponemos un poco de creatividad a la comunicación de este tipo de reuniones.

Ahora bien. Decíamos que se reunirá con Kirchner. Aclarábamos que era con Alicia. Ajá. Entonces, recordábamos (los más antiguos de esta humilde redacción) cuál había sido la postura de un Kirchner frente a la visita de un Presidente como Menem en tiempos de disputa política e ideológica. Hablamos de Néstor. Claro. También institucional. Hola. Pero los invitamos a ir un poquito más allá.

Y ahí vemos que mucho se ha dicho respecto de la relación Menem-Kirchner a lo largo de los años. Que eran amigos. Que eran enemigos. Que eran compañeros. Que no. Que se vinculaban simplemente desde lo institucional Presidente-Gobernador. Que tenían profundas diferencias. Que no. Que Kirchner había sido su alfil para medidas tales como extranjerización de YPF y tal. Que lo había combatido. Que se había transformado en parte de la Liga de Gobernadores opositores. Bla. Bla. Bla.

Lo cierto, y esto no es producto de ningún trabajo exhaustivo de investigación, es que tanto Néstor Kirchner como Cristina Fernández de Kirchner han manifestado en innumerables oportunidades que en tiempos de la interna para las presidenciales del 89 desde su espacio político en Santa Cruz no se trabajó para que fuera Carlos Menem el candidato presidencial del Peronismo sino Antonio Cafiero. Perdieron. Entonces, siguiendo el lema peronista por excelencia que señala “el que gana conduce y el que pierde acompaña”, acompañaron la candidatura de Carlos Menem. En pos de la Unidad. Si, de esa Unidad de la que tanto hablan ahora algunos referentes del peronismo y el pejotismo. En ese tiempo parece que no se declamó tanto como ahora pero si se practicó. Teléfono para algunes. Para muches, diríamos mejor.

Entonces, hablábamos de quien gana conduce. Bueno. Ganó Menem. Quien pierde acompaña. Bueno, perdió Kirchner en esa disputa interna. Kirchner acompaña.
Entonces pensábamos … Claro, ¿cómo no iba a acompañar después del desastre que nos estaban dejando los radicales en materia económica? Bueno, para pensarlo en estos tiempos ¿no? Esto de acompañar, aún tapándose la nariz como cuentan algunos viejos compañeros a la hora de votar a alguien que quizás no estaban del todo convencidos pero que sí estaban convencidos que era mejor de quienes gobernaban. Casi igualito que ahora. ¿Verdad?

Bueno, volvamos. Carlos Menem visitó en 1995 la Provincia para la inauguración del Hospital Regional Río Gallegos. Fue un gran avance en esa época. Ahora seguramente cada une pasará por aquellas calles y no le resultará raro ver semejante estructura edilicia en ese lugar. No solamente no le resultará raro. Le resultará absolutamente normal. Bueno, antes no era así. No había nada por allí. Y fue realmente revolucionario pensar en un Hospital de tales dimensiones y complejidades para una Ciudad que no superaba los 60 mil habitantes en una Provincia que apenas alcanzaba al 0,5 habitante por kilómetro cuadrado.

Entonces, decíamos que se recibió al Presidente de la Nación para esa inauguración.

Allí se diría aquella famosa frase que nunca se transcribió textualmente, cuando Néstor Kirchner decía que desde el General no había habido otro Presidente que así se ocupara de la Patagonia. El relato periodístico y político de aquella época que luego se trasladó en tiempos presidencial del Néstor Kirchner era que Menem había sido el mejor presidente de la historia. En fin. Nosotres, los periodistas.

Luego, a los dos años, miren lo que pasaba.

Allá por 1997 parece que Carlos Menem iba a visitar nuevamente la Provincia. Pero finalmente no pasó. Néstor Kirchner le reclamó públicamente al Presidente que no visitara Santa Cruz. 

Era una reunión institucional, hubieran señalado los voceros actuales. Ja. Pero no. No solamente a los voceros de otrora les alcanzaba difundir una versión como esa sino que desde la conducción nacional del Partido Justicialista intentaron promover una reunión extraordinaria para evaluar la conducta de Kirchner. Claro, parece que además de institucional era político, ¿no?
Por si les quedaban dudas en relación a la falsa dicotomía entre lo institucional y lo político. El relato. El relato que conviene. Ajá. 

Entonces, volviendo a la visita de Macri. Se reunirá con Alicia. Institucionalmente. Mira lo que dicen los diarios:

Van a visitar institucionalmente un proyecto ambicioso. Bien. ¿Que llevaba el nombre de quién? De Néstor Kirchner. Pero … Ahora sólo queda el nombre de Cóndor Cliff. Dicen en la nota que la rebautizaron. Muchaches, hagan honor a la verdad. No se reabutizó. El gobierno del señor que la visitará hoy, es decir, el gobierno de Mauricio Macri cambió el nombre haciéndonos rememorar aquella triste época del 55 y el decreto de prohibición de mencionar cualquier palabra que hiciera alusión a Perón, peronismo, Evita, y todo lo que ustedes ya conocen. Entonces, no fue rebautizada. Le cambiaron el nombre. No quieren nada que haga recordar a Kirchner.

En fin, la visita de Macri se concretará en las próximas horas y en medio de declaraciones sinceras como las de González, los dejamos disfrutar de un lunes de enero que seguramente dará que hablar en las próximas horas en virtud de la presencia del Primer mandatario.

Ah!!! Ya nos estábamos olvidando. Macri también hará foto con los candidatos de Cambiemos. Regístrenla bien, Recuerden bien a quienes se fotografíen con el Presidente. Ellos y ellas son la cara del hambre y el ajuste en nuestra Provincia. Recuerden muy bien a los trabajadores de Río Turbio. Recuerden muy bien a quienes como antes propongan un cambio. El cambio es para ellos. No para el Pueblo. Vean la foto. Bájenla en cualquier dispositivo que tengan a mno,. Ponela como fondo de pantalla. Para no olvidarte las caras. Seguramente serán las que aparezcan en las boletas de Cambiemos. O de Unión para Vivir Mejor si las encuestas no le dan a Macri en Santa Cruz.

Sí, también Unión para Vivir Mejor. Eduardo Costa. Si a Macri no le cierran los números en nuestras latitudes, su copia santacruceña Eduardo Costa irá por Unión para Vivir Mejor. Así confunde. Así nos confunde. Guardar Imagen. En Escritorio. En el celular. Y cuando vengan las caritas en las boletas, la abren y se fijan. Quiénes son. No nos confundamos con lo que dicen que son. Tampoco con lo que dicen que van a hacer. Ya sabemos.

Comentarios