POLÍTICA
La Historia Oficial de Juan Cruz Sanz
13 de agosto de 2016

Nieva en Río Gallegos. Nieva en agosto. Nieva en la ciudad sitiada según este “joven” deportista con sueños de integrar las grandes ligas de fútbol internacional devenido en periodista.
Este novel periodista habría sido “tentado” por Eduardo Costa para ser el próximo candidato a diputado nacional por Cambiemos. La objetividad periodística de la que siempre hablamos, vieron?
Bueno, en fin, este novel deportista, periodista y quizás devenido en político de Cambiemos, despunta su oficio y pasión escribiendo en un portal nacional de noticias algo así como “Santa Cruz, en la peor crisis social y política de su historia”.
Quizás por ser parte de una generación que sólo vio cómo Santa Cruz se convertía en una de las provincias a la que no le afectaban los resfríos de la Nación, quizás no le hayan contado que Santa Cruz ha atravesado verdaderas crisis políticas y económicas a lo largo de su corta historia.
Quizás su padre, quien fuera ministro de Gobierno del entonces Gobernador Arturio Puricelli, luego devenido Ministro de Defensa de la Nación del gobierno de Cristina Kirchner, no le haya contado los conflictos vividos por el gobierno del cual su padre formaba parte apenas asumido, no le haya contado el resultado de las elecciones legislativas de medio término de 1985 en nuestra Provincia, quizás tampoco le haya contado cómo se desarrolló el único juicio político de la historia de Santa Cruz al entonces gobernador Ricardo Jaime Del Val electo en 1989, quizás tampoco le haya contado que nuestra provincia como consecuencia de una verdadera crisis política y económica estuvo a horas de ser intervenida por un Interventor Federal, cuestión que no ocurrió gracias a la institucionalidad y responsabilidad de los diputados provinciales de aquél entonces, y quizás tampoco le hayan contado o quizás no recuerde porque estaría de viaje “probándose” en algún Club extranjero, la profunda crisis política en la que subsumió el ex gobernador Sergio Acevdeo a nuestra querida Provincia cuando se vislumbrarba sólo una camino de crecimiento a partir de la llegada de Néstor Kirchner al Gobierno Nacional.
Quizás tampoco le parezca raro a Juan Cruz Sanz que un santacruceño haya logrado llegar a conducir los destinos de nuestra Nación, quizás le parezca una posibilidad que quienes hoy están en carrera desde su espacio político puedan llegar al mismo lugar, quizás no le hayan contado a Juan Cruz Sanz lo que verdaderamente pasa en nuestra Provincia.
Pero como sabemos que se gana el pan gracias a haber nacido en esta Provincia a la cual nosotros queremos y deseamos que le vaya bien para que nos vaya bien a  todos, cuestión que en su caso es inversamente proporcional: cuanto peor le vaya a Santa Cruz más trabajo periodístico, enviados especiales y corresponsalías obtendrá este novel deportista devenido en periodista y político.
Es por eso que, en honor a la realidad que nosotros sí caminamos todos los días a diferencia de las calles que transita el señor Juan Cruz Sanz que gozan de un sol atravesado por las multitudes del centralismo porteño, debemos decir que lejos por suerte, muy lejos estamos de revivir aquéllas crisis que realmente sufrió nuestra Provincia.
Claro, no sólo por acción de la política sino de una sociedad que ya vio y sufrió las visitas espasmódicas especulativas y rentables para los periodistas y grandes medios porteños y las profundas divisiones y violencia social del 2007 que como no podía ser de otra manera, trajo como consecuencia a un político de claro corte gramial sindical ocupando el sillón de la calle Alcorta.

No hay crisis social en Santa Cruz

Lo que sucede hoy en Santa Cruz es más claro que las aguas del Caribe: quienes estuvieron en el sillón de la calle Alcorta y perdieron, aún no pueden superar su derrota electoral y claramente prentenden generar el mismo clima social y político que los llevó a ocupar en su momento el sillón que ahora añoran.
Lo que sucede hoy en Santa Cruz es más claro que las aguas del Caribe: quienes han sido derrotados sistemáticamente en las urnas para ocupar el sillón de la calle Alcorta hoy pretenden ocuparlo de cualquier manera.
Lamentablemente, señor Sanz, quizás tampoco le hayan contado o Ud. no quiera recordar lo que sucedía en nuestro país cuando quienes perdían en las urnas eran cómplices desde la sociedad para que otros con los tanques usurparan un  gobierno. Se lo recordamos entonces. Vivimos en democracia. Al sillón de la calle Alcorta sólo se llega por los votos Señor. Sépalo Ud. además y téngalo bien presente para cuando finalmente acepte ser candidato de Cambiemos.
Lo que sucede hoy en Santa Cruz es que pretenden “venderle” a la sociedad y al unitarismo porteño que Santa Cruz atraviesa una crisis política. La unica crisis política que atraviesa Santa Cruz es la de la Unión Cívica Radical y todos sus correligionarios que ya no saben cómo pedirle disculpas a los santacruceños por haberles solicitado su voto para Mauricio Macri.
A pesar de Eduardo Costa, se han enviado los fondos que le corresponden a la Provincia para que se pudiera hacer frente al pago de sueldos y aguinaldos, sueldos y aguinaldos que se cobraban en tiempo y forma durante la gestión anterior gracias a la ayuda de Nación encabezada por Cristina Fernández de Kirchner.
A pesar de Eduardo Costa, se están realizando todas las gestiones en Buenos Aires para que la Termoeléctrica pueda funcionar y finalmente reactive la localidad de Río Turbio.
A pesar de Eduardo Costa que mandó a sus diputados a ampararse en la Justicia para que “la crisis política” de Alicia se profundice y no pueda solicitar financiamiento, se ha podido hacer frente a los pagos urgentes.
A pesar de la Justicia en Santa Cruz que tiene bajo su órbita la facultad de impedir que un grupúsculo de personas decidan sobre la salud de todos los riogalleguenses, una Justicia que mira para el costado por temor a un escrache, por connivencia o bien por ideologías comunes, se ha ofrecido todo lo que pretenden, pero claro, nacieron para ser parte del conflicto y no de la solución.
A pesar de un sistema educativo deficiente, obsoleto, sin ambición de calidad, se ha ofrecido y aceptado un aumento salarial, pero inexplicablemente los docentes continúan sin cumplir con su obligación de enseñarle a nuestros hijos.
Entonces, Juan Cruz Sanz, Ud. debería investigar un poco más la historia de nuestra querida Provincia a pesar que quizás no lo llamen de tantos medios porteños.
Santa Cruz merece que quienes habitamos su suelo, trabajemos para ella y no en contra de ella, aunque sus bolsillos estén menos llenos y las urnas con menos boletas de su espacio político.
Esa es la democracia. Esa es la responsabilidad que demanda la sociedad y no unas cuantas líneas que justifiquen el sueldo de los mismos de siempre.

Comentarios