POLÍTICA
Kirchner y Zeidán junto a Santa Bárbara en Río Turbio
5 de diciembre de 2018
Desde BaS nos encanta poder llevarles a ustedes nuestros queridos seguidores cada acontecimiento que va sucediendo entre nuestras latitudes y como no podía ser de otra manera hoy les contamos nueva conmemoración de la fiesta de Santa Bárbara, patrona de los mineros.

Cada 4 de diciembre comienza con una tradicional salva de bombas. A las 06:00 se desarrolla la visita a las minas, única jornada en el año en la cual pueden participar mujeres.

Es el único día del año que lo tienen permitido, por una leyenda ancestral que dice que el ingreso de las musas al centro de la tierra desataría grandes desgracias (como el rayo que dicen habría matado al padre de Santa Bárbara, a quien su propio padre permite que la maten por haberse negado a casarse con un hombre pagano o no creyente).

Así fue como luego de la procesión de la Patrona de Santa Bárbara desde la capilla hasta la Plazoleta del Minero, comenzó la misa y el acto oficial.

Acto oficial que para sorpresa de todos y todas estaba protagonizado por Alicia Kirchner y a su lado …¿El actual senador Eduardo Costa? no. Eduardito una vez más brillaba por su ausencia … ¿estará rumbo a Madrid? Ay te dejo Madrid … Ah, no, no era ésa. Es “Ahí voy Madrid”

Pero volviendo a la foto … Pero si no es ni más ni menos que el mismísimo Interventor de YCRT.

Sí, Believe it or not. “Estamos tan sorpresa como todos ustedes”, diría una conocida chica del espectáculo y el mundo de la moda.

Ofrenda de flores mediante, el mismísimo Zeidán se coló en la foto sin que Kirchner dijera agua va y así fueron retratados durante todo el acto.

La cara del ajuste, de la angustia, de la tristeza, de la desesperanza y desazón de un Pueblo que desespera ante cada telegrama de despido que livianamente este señor que estaba ahí paradito sin ponerse colorado, envía día tras día desde que asumió como representante de Eduardo Costa y de la Alianza gobernante Cambiemos. Más de 500. Más de 600. Más de 700. Más de 800. Más de 800 telegramas de despido. Sin escrúpulos. Sin verguenza.

Pero no solamente se animó a enviar aquellos telegramas destinando al olvido y a la pena a cientos de trabajadores del carbón, siempre bajo el estricto cumplimiento de las órdenes de Costa y sus secuaces nacionales, sino que además se encargó y regocijó con esa imperdonable conducta cada vez que pudo acusando así a cada trabajador que destinaba a la p… calle de haber militado partidariamente para el gobierno anterior, de modo que, en perfecta consonancia con lo que ha sucedido una y otra vez en la República Argentina toda, los angustiados trabajadores debían salir a “defenderse” de tales “acusaciones” como si adherir a un partido político o a otro fuera un delito.

Volviendo claramente a la doctrina del “algo habrán hecho” que tanta sangre derramada le costó a nuestro Pueblo. A nuestros jóvenes. A nuestras Abuelas. A nuestras Madres. A nuestros Nietos.

Imperdonable.

Quizás, en el mundo plagado de contradicciones y mensajes encontrados que parecen inundar nuestras latitudes, algún iluminado o iluminada considera que esa imagen de ese señor al lado de alguien electo por el Pueblo pueda significar amplitud y consenso. También diálogo.

Humildemente, desde este pequeño espacio digital, lamentamos decirles a los referentes del iluminismo santacruceño que eso no es diálogo ni consenso ni amplitud.

Esa imagen sólo muestra una vez más que pragmatismo vence convicciones y lealtades.

Malos mensajes para estos tiempos.

Malos mensajes para los trabajadores del carbón.

Desde aquí, queridos trabajadores toda nuestra solidaridad ante tanta injusticia.

Comentarios