POLÍTICA
José María Carambia: el intendente ausente
20 de agosto de 2016

Josema, como lo conocen, es un joven empresario hotelero y gastronómico, entre otras cosas, que llegó a la municipalidad de Las Heras tras derrotar al dos veces mandatario Teodoro “Lalo” Camino.

Derrotar es una forma de decir; en lenguaje del costismo mal perdedor de la provincia, Carambia estaría ejerciendo, al igual que Roberto Giubetich en Río Gallegos, un gobierno ilegal, ya que llegó por imperio de la tan mentada ley de lemas. El ex intendente Camino le ganó por menos de 100 votos.

En lo que va de su gestión, ya le echó llaves dos veces a su municipio. Es decir, cerró las puertas de la casa de los laseherenses durante dos semanas. Cerrada. No entra nadie.

Apenas asumió cerró una semana por “reacomodamiento administrativo”, y en el receso invernal la muni estuvo otra vez una semana cerrada.

En los primeros 120 días de gestión, el presidente del Concejo , estuvo a cargo 56 días. O sea que el 47% de los días, Carambia no estuvo en Las Heras.

Dos viajes internacionales, el primero a Houston, Estados Unidos de Norteamérica, de la mano del casi ex ministro Juan José Aranguren, Juanjo, JJ o el Vasco para los amigos.



El segundo viaje internacional, hace poco ha retornado de la República Popular China, donde asistió a un Taller de Políticos Jóvenes de América Latina, integró la delegación que representó al gobierno nacional de Mauricio Macri, un premio que le otorgó Eduardo Costa, que fue quien lo subió al avión. Y donde aseguran que algo le mangueó a Sinopec, aunque nadie está seguro de eso.



En las antípodas de Prades

A diferencia de Facundo Prades de Caleta Olivia, Josema mantiene una buena relación con Eduardo Costa, y aún mejor con la parlasureña Mariana Zuvic.

Esa relación con la pareja (¿aún pareja?) Costa-Zuvic le permitió a Josema viajar con Aranguren a Huoston, viajar a China, y conseguir obras para la localidad con fondos nacionales. No así fondos frescos nacionales, desde que asumió solo recibió 3 millones de pesos, había percibido más pesos en concepto de los fondos que le dejaron en el municipio Lalo Camino y CFK cuando recién llegó.

Josema manifiesta que con Costa no mantiene ningún conflicto, sin embargo, pese a asegurar estar cercano al pope del cemento, se mantiene afuera de la UCR, entiende que la injerencia del centenario partido en la alianza presidencial se extingue como una vela, y por ese motivo a su partido local MO.VE.RE. (Movimiento Vecinal Renovador), con el que llegó a la intendencia, pretende darle vuelo provincial.

Si comparte con Prades un rasgo característico del macrismo, además de los viajes y ausencias: se ha aumentado un 250% el salario. Carambia desde que llegó, acompañado por los concejales que recibieron un 100% de aumento, se subió dos veces y media el sueldo de intendente, para pasar a percibir ahora $ 52.000 pesos.

Opereitor sindical

Una movida que le salió mal al inexperto y ausente intendente, fue el acompañamiento al Toja Carbajal.

Es que desde Buenos Aires, Eduardo Costa lo llamó para que acompañe/fomente/banque el conflicto que llevaban adelante un grupo de sindicalistas opositores a Claudio Vidal, que contaban con la venia del empresario y diputado nacional, para generar conflicto en zona norte, por ende se bajó la producción de crudo, por ende bajaron las regalías petroleras para la provincia y los municipios, y por ende se asfixia financieramente a Santa Cruz.

Josema, en alguno de esos días que andaba por Las Heras se acercó al piquete para marcar presencia y acompañamiento.




Además desde su restaurante llamado Suyai, que es proveedor de YPF en la localidad y con el cual mantiene un cuantioso contrato con la petrolera recuperada, les mandaba viandas a los petroleros que mantenían el conflicto.

Cuentan fuentes cercanas a BAS, que desde las oficinas de Macacha Güemes (YPF en Puerto Madero – Buenos Aires), le pegaron un tirón de orejas, y que si no dejaba de financiar y bancar logísticamente a los “piqueteros” de Eduardo Costa, le daban de baja “el contratito”.

Josema no come vidrio, business are bussines dijo, y no les mandó una papa más. Consecuencia: aquel “promesas incumplidas y falta de apoyo”, que manifestaba el Toja en su comunicado de cierre de su agrupación tienen que ver justamente con esta situación.

Llamativo es que el sindicato de petroleros privados con Claudio Vidal a la cabeza, poco le reclame a Josema, tan amigo de Aranguren, a la hora de pelear por los puestos de trabajo que perderá por las políticas implementadas por el ex CEO de Shell, la industria en la zona norte de Santa Cruz.




Escoba nueva, ¿Barre bien?

Josema aún mantiene la aceptación de su gestión porque la de su antecesor Lalo Camino estaba muy desgastada.

Lo cierto es que muy pocos vecinos pueden afirmar que la gestión municipal ha mejorado. Solamente recogen la basura con mas frecuencia de lo que lo hacía Camino.

Sin embargo los problemas políticos de sus ausencias y falta de compromisos con Las Heras se comienzan a notar en la fuga de parte de su gabinete. Carambia ya reporta bajas. En estos pocos meses de gestión ya renunciaron la secretaria de deporte, cultura y turismo y el director de medio ambiente. Y hay fuertes rumores que Barría, secretario de obras públicas y medio ambiente también abandonaría la gestión de Carambia.

Todos alegan la falta de presupuesto, y sobre todo la falta de apoyo y compromiso del propio Josema para llevar adelante la gestión y actividades relacionadas con sus áreas.

Comentarios