POLÍTICA
Felices e infelices
24 de junio de 2016

La jornada de ayer se presentaba nuevamente candente en la legislatura provincial.

Por un lado el FPV se prestaba a aprobar la autorización a endeudar a la provincia por hasta 10.000 millones de pesos. Para eso ya contaba con el acompañamiento de los diputados de Cambiemos de Caleta Olivia, Sergio Bucci y Gerardo Terraz.

Y por el otro lado, tras una contundente solicitada de no acompañamiento la semana anterior, y la convocatoria de la MUS por tercera vez con el objetivo que no se sesione, el bloque de Cambiemos se disponía a impedir su sanción, por motivos que han ido cambiando y mutando, dependiendo el momento y colocando sobre la mesa una justificación distinta, aunque siempre con el “ánimo de consensuar”.

{mp3}2016-06-22-AUDIO-00000777{/mp3}

Pasadas las 10.30 los diputados se fueron ubicando en sus bancas. Iniciada la sesión, afuera comenzaba a llegar un puñado de manifestantes de la mesa sindical, muchos de ellos encapuchados con el claro objetivo de que no se sesione como habían afirmado.

Ese objetivo de impedir la sesión se fue consumando con cubiertas encendidas fuego y una lluvia de piedras hacia los vidrios del recinto e incluso algunos ingresaron al lugar donde estaban los diputados. En ese momento el presidente de la legislatura, el vice gobernador Pablo González decidió pasar a un cuarto intermedio, y luego se desató la polémica.

Los ataques por parte de la MUS, sobre todo ATE y el Partido Obrero, al edificio se intensificaron, y según los legisladores de Costa se los “evacuó”, mientras los legisladores del FPV permanecieron aún el humo. Un periodista bastante incendiario e instigador de violencia, le preguntaba en tono recriminante al diputado José Blassiotto cuando este le contestaba que se habían ido porque había humo, si los  diputados del FPV tenían escafandras.

Lo cierto es que dispersados los manifestantes e interrumpida la apedreada, volvió el vice gobernador, sonó el timbre de convocatoria, se levantó el cuarto intermedio, se constituyó el quórum con 14 diputados y se procedió al tratamiento de la autorización de endeudamiento, restitución gradual del 15% de ANSeS, ley de ministerio y la declaración de monumento histórico provincial el mausoleo donde descansan los restos de Néstor Kirchner.

Todavía no cayeron

Una vez terminada la sesión, los diputados de Cambiemos volvieron a la cámara, luego de que por ejemplo el diputado Alberto Lozano manifestara, que “se iban al comité de la UCR, pero que volvían por las dudas sesionaran”.

A la vuelta de los 7 diputados de Cambiemos y la diputada de no sabemos que bloque, pero cada vez más cerca de Eduardo Costa, Gabriela Peralta, los manifestantes de afuera los increparon duramente por haberse ido, acusándolos de torpes por haber dejado al FPV solo en el recinto. Allí esos dirigentes que acompañan a estos legisladores en exposiciones públicas y en la estrategia política, tuvieron una actitud un tanto más violenta para con ellos.



Por eso ingresaron bastante enojados. Desde BAS creemos que estaban más enojados con ellos mismos por el gran error político cometido, que con los diputados del FPV, pero eso no lo podían manifestar públicamente.

En cambio adujeron que fueron “evacuados” por los bomberos y por eso se fueron del edificio. Aún sabiendo que el FPV tenía los dos tercios para aprobar el endeudamiento y aún sabiendo que si se iban, el FPV quedaba en soledad dentro de una cámara que estaba siendo atacada violentamente por los dirigentes sindicales con los que ellos definen políticas de acción.

Las repercusiones

Los legisladores del FPV se mostraron con medida felicidad sorteando la asfixia económica financiera por parte de Cambiemos y entregándole al Ejecutivo Provincial la herramienta necesaria y solicitada, mientras que acusaron a Eduardo Costa de ser quién no permite la llegada de programas o financiamiento a Santa Cruz.

Por otro lado, los diputados de Cambiemos se mostraron desconcertados y contrariados. Asegurando que llevarán a la justicia las consecuencias de la sesión de ayer, y hasta afirmando que van a hablar con los bancos para que no lleguen fondos a Santa Cruz.

Comentarios