POLÍTICA
El último que apague la luz
4 de octubre de 2014

Los recambios en el gobierno provincial parecen estar muy lejos de detenerse. Hay versiones que el Ing. Gustavo Martínez, a cargo de la cartera de Gobierno, también podría salir del gobierno provincial próximamente. Es un secreto a voces en los pasillos de la Rosada de Alcorta, que no soporta más a la súper poderosa ministra de Desarrollo Social Gabriela Peralta.

Aseguran que el nivel de injerencia de la ministra supera lo humanamente soportable. El conflicto salió a la luz a partir de que Martínez diera de baja dentro de su cartera a Horacio Cabeza, convencido de que es un “topo” de Gabriela, y quien le suministraba información de todo lo que ocurre en el Ministerio de Gobierno.

Además de Gustavo Martínez, afirman que Eduardo Bravo y Vicente “Chipi” Álvarez están en la cuerda floja y abandonarían el IDUV.

Si bien la situación de Bravo es entendible, desde el punto de vista que es un funcionario que accedió a la presidencia del Instituto de Vivienda de la mano del ya salido y olvidado Ariel Ivovich, la situación de Álvarez es más compleja.

Álvarez que cumple la función de Vocal dentro del directorio del IDUV, era número puesto para suceder a Bravo. Chipi es un militante muy allegado al actual Secretario de Obras Públicas de la Nación, José López, pero con la ruptura del FPV y PJ, quedó del lado de Peralta y puso a disposición del gobernador “su” Unidad Básica de la calle Alberdi.

Además su lealtad le valió para ingresar a la lista de Congresales partidarios en la elección interna del PJ santacruceño que se desarrolló en marzo de 2013. Y su salida del IDUV, también cambiaria su sentido político dentro del congreso del PJ, reconvirtiéndose al FPV nuevamente, él con aparentemente 15 congresales más, que también cambiarían su visión respecto a la conducción del peronismo local.

Estos funcionarios, se sumarían a una larga lista que en menos de 6 meses salieron de la gestión Peralta: Ariel Ivovich, José Blasseotto, Paola Knoop, Nieves Beroiza, Julio Vizconti, Osvaldo Perez y Marcos Tabacco.

 

Comentarios