POLÍTICA
El amor se fue
10 de junio de 2014

Hace dos semanas, el amor que unía al entonces Jefe de Gabinete Ariel Ivovich, y al Gobernador Daniel Peralta, dejo de existir, y todo hace suponer que la aparición de una tercera en discordia sería la responsable de esta separación. 

Podríamos pensar que la tercera en discordia, es otra Ministra que maneja, según el propio Ivovich, el Ministerio donde el gobernador decido volcar todos los recursos, una Ministra que copa las primeras páginas, de todos los diarios provinciales cada mañana,  una Ministra que acompaña al gobernador en cada acto donde él concurra. Si, como usted imagina, estamos hablando de la Ministra de Desarrollo, Gabriela Peralta. 

Pero no, no se trata de una persona, no se trata de la Ministra que hoy ocupa ese lugar de asesor predilecto del gobernador. La tercera en discordia es “la decisión” de Peralta de ser candidato a gobernador, dejando sin chances, dentro del PJ, al ex Jefe de Gabinete, quitándole su mayor aspiración, el de ser gobernador de Santa Cruz. 

Y como suele pasar en las parejas, existen despechados, quienes buscan lastimar a quien le hizo daño. Pero, ¿Cómo Ivovich podría lastimar a Peralta? ¿Cómo herir sus sentimientos? ¿Dónde debería buscar para encontrar donde “golpear”? 

No pasaron muchos días, y el ex Jefe de Gabinete golpeo por dos, no solo a Peralta sino al FPV. Se reunió con el mayor opositor del kirchnerismo y con quien Peralta había coqueteado en varias oportunidades, el Diputado Nacional y dirigente del Frente Renovador Sergio Massa y en medios locales, Ivovich anunciaba: “Me siento capacitado para ser gobernador”. 

Se preguntarán ¿porque Ivovich golpeo por dos? Acá la respuesta: 

Suponemos que después del portazo del ex Jefe de Gabinete de Peralta, parte del FPV se entusiasmó con un nuevo aliado, tal vez un posible candidato a gobernador que sume más que Javier Belloni. Este candidato vendría del riñón de Peralta y, tal vez, sería la clave para restarle votos a éste en las elecciones del año próximo. Pero luego de este encuentro queda claro que Ivovich no irá a ningún lado con el kirchnerismo, aunque en política nunca se sabe.

Por otro lado, el gobernador hoy transita una calma relación con el gobierno nacional, se muestra en cada acto protocolar con la Presidenta, anunciando obras para la provincia, mandando a Ministros a mostrarse a Casa Rosada. Pero él sabe que esta relación puede tener otro cortocircuito, y con esto, su aspiración a ser gobernador podría desaparecer. 

Por eso, su salida, el as en la manga, era la misma que utilizo en la última campaña, cuando desoriento a todo los santacruceños y, públicamente, apoyaba al candidato a Diputado Nacional por la provincia de Buenos Aires, Sergio Massa. Esa era su salida,  la posibilidad de recibir el apoyo de Massa, y ocupar un lugar en su boleta.

Pero esta salida, para Peralta, ya parece no existir, porque su ex Jefe de Gabinete es ahora quien manda en el Frente Renovador en Santa Cruz, y esta semana en una entrevista radial, Ivovich señaló: “Yo me traje la posibilidad de comenzar a construir un espacio en la provincia, dentro del Frente Renovador. Para eso vamos a caminar la provincia localidad por localidad. Vamos a tratar de sumar la mayor cantidad de referentes y buscaremos presentar candidatos en cada una de ellas”.

De todos modo, en este golpe de Ivovich, el FPV parece ser el menos herido, dado que el ex Jefe de Gabinete no se desprende de su armada político, ni formaba parte de sus filas, más bien, fue un duro crítico en los últimos dos años. 

En cambio a Peralta lo golpeo y duro, lo dejo sin aire, lo dejo sin salida, solo le queda la conducción de un despoblado y desolado PJ, que no pudo superar a la UCR y a La Cámpora en las últimas elecciones y estuvo cerca del cuarto puesto, lugar que ocupo el PO. 

Ahora el amor se fue, Ivovich dejo a Peralta, y el Gobernador parece estar más solo que nunca. 

Comentarios