POLÍTICA
Diputados del FVS buscan “un pacto social educativo”
11 de agosto de 2016

El presidente del Bloque de Diputados Matías Mazú, acompañado por varios legisladores de su Bloque, anunció ayer que no tratarán la ley de Emergencia Educativa y que en su lugar proponen recorrer todas las localidades con las comisiones parlamentarias para debatir “entre todos los sectores involucrados” un “pacto social educativo” que garantice el cumplimiento de la Ley 3.305, Ley Provincial de Educación.

Ayer al mediodía, en conferencia de prensa realizada en la Casa de Gobierno, los diputados del Bloque del Frente Para la Victoria de la Cámara de Diputados anunciaron su propuesta de avanzar en un pacto social educativo que “asegure el cumplimiento de la Ley 3.305 (Ley Provincial de Educación)”.

Con respecto al proyecto de Emergencia Educativa enviado por el Ejecutivo Provincial indicaron que el mismo tomará estado parlamentario en la sesión de mañana “pero no será tratado”, según el titular del Bloque Matías Mazú, adosándolo al expediente, que ya se encuentra en comisiones, del proyecto de declaración de emergencia educativa presentado, oportunamente, por el diputado Alberto Lozano de la UCR.

Mazú recordó que el proyecto del Ejecutivo “ha sido disparado por los padres autoconvocados, con esta gran preocupación que tenían y que tienen por la falta de clases, que la verdad que en el tiempo que llevamos desde el inicio de las clases hasta la fecha casi no tuvieron clases los alumnos”, pero indicó que “después de una reunión extensa que tuvimos con la gobernadora ayer”, se decidió “trabajar en todas las localidades”, para lo cual se harán presentes los integrantes de las distintas comisiones parlamentarias: Educación, Legislación General, Obras Públicas, Presupuesto y Hacienda, y en cada ciudad convocarán “a todos los actores de la educación: padres, alumnos, docentes, gremios, concejales, intendentes y la sociedad en general” para que “a través del diálogo, del debate, de los consensos y de las distintas ideas que podamos lograr en estas reuniones, garantizar que los chicos puedan estar en la escuela”, indicó.

Cumplir la ley

Mazú enfatizó, que el Estado somos todos, “es el gobierno, son las asociaciones civiles, es el vecino, es el alumno, debemos darnos un tiempo para debatir y discutir la educación, creo que hay muchas cosas que ya han sido trabajadas y ese debate que se dio durante muchos años está plasmado en la Ley Provincial de Educación, ahora hay que ver los mecanismos que debemos implementar todos los actores sociales, y particularmente la familia educativa, para que esto se lleve a cabo y que se cumplan los objetivos educacionales y de formación de nuestros chicos, es un tiempo difícil, un tiempo de diálogo muy complejo, pero hay una voluntad, una gran vocación por parte de todo el Bloque del Frente Para la Victoria y del Ejecutivo, de iniciar un nuevo camino en búsqueda de estas soluciones y que podamos garantizar la educación para los chicos”, señalando como fundamental trabajar “para resolver las diferencias que existen y que no permiten que los chicos estén en la escuela, esta es la necesidad que teníamos como Bloque, y ojalá que el Bloque de la oposición nos acompañe en las comisiones, porque pretendemos que las comisiones de la Cámara de Diputados que tienen que ver con el tema sesionen y trabajen en las distintas localidades, vamos a hacer una invitación formal y vamos a tratar de llegar a acuerdos formales para que este debate y esta discusión plural que pretendemos se haga y lleguemos a buen puerto”, puntualizó el legislador, enfatizando que se apunta a ir hacia un “pacto social educativo”.

Razón por la cual reiteró que “la ley de emergencia educativa no se va a tratar” y agregó que si se trabaja a conciencia en estas reuniones de todos los sectores “capaz que no hace falta ni siquiera que haya una ley de emergencia, pero sí tenemos que buscar los mecanismos y las herramientas para que no ocurra lo que hoy está pasando en el sistema educativo”, resaltando que “apuntamos a que haya un acuerdo social educativo que permita garantizar el funcionamiento de la Ley 3.305 y si hay que legislar sobre algún tema en particular, poder hacerlo en el marco de un acuerdo”.

El proyecto no se retira

Al insistir en que “planteamos la necesidad de tener un debate, de buscar otros espacios de discusión”, aclaró que “si es necesario saldrá una ley de emergencia, como piden los padres y, si no, saldrán las herramientas y los elementos necesarios que garanticen que los chicos estén en la escuela”. Pero pidió trabajar entre todos, “poder poner todo arriba de la mesa, ver qué está poniendo el Estado, qué falta, qué falta a cada escuela, trabajar en serio, con sinceridad, con responsabilidad, pero sin agresiones, sin chicanas, sin mezclar los temas”.

Cabe señalar que aunque se aclaró que la discusión que se pretende es mucho más abarcativa que el propio proyecto de Emergencia, el hecho de que el mismo permanezca en las comisiones implica que a lo largo de los siguientes dos años, que dura la vigencia del estado parlamentario, el proyecto podría ser reactivado y tratado, razón por la cual el gremio docente, ayer de tarde, en una importante marcha que realizó a Casa de Gobierno y a la Cámara de Diputados, reiteró que si buscan debatir “la educación que queremos, retiren el proyecto de emergencia”.

Mazú planteó que el chico que termina la escuela hoy sale con una deficiencia en sus conocimientos importantísima, por lo que dijo que “por ahí falta que recuperemos cosas que hemos perdido, no todas las escuelas están en condiciones edilicias, hay algunas que hay que mejorarlas, hay un montón de cosas que se han puesto sobre la mesa, pero el objetivo es que el chico vaya a la escuela y que los contenidos y los objetivos que propone la Ley de Educación se cumplan, tenemos que hablar de calidad educativa, esto no lo va a hacer solo el Consejo de Educación, lo tienen que hacer los docentes, los directivos, tienen que participar los padres, tenemos que bajar la deserción que hay en el nivel medio, hay muchas cosas que hay que trabajar y no las va a trabajar solamente el gobierno, las tiene que trabajar el Estado, y el Estado -insistió- somos todos”.

El titular del Bloque sostuvo que no se han puesto “fecha” para que culmine este debate, aunque sostuvo que “creemos que debe ser corto, ir definiendo temas, resolviendo y si se requiere alguna legislación ir dándola, la intención es que el año que viene podamos empezar con reglas claras y objetivos contundentes”.

Convocatoria

Abogó porque los docentes acepten esta mesa de diálogo y se vayan resolviendo los problemas, pero señaló que “es central que los docentes vuelvan a la escuela, lo que pretendemos lograr es un pacto o un acuerdo social educativo que resuelva todos los temas que tiene que resolver de la educación. Si logramos otras herramientas, si logramos un esquema de diálogo y de resolución de los problemas, no es necesaria la declaración de la emergencia, tranquilamente puede ser un pacto social o un acuerdo social educativo entre los docentes, el gobierno, los gremios, los padres, y que el año que viene podamos avanzar en un esquema distinto de educación para nuestros hijos”, afirmó.

Sin embargo, no dejó escapar la ocasión, el presidente del Bloque del FVS, para criticar al gremio docente. “ADOSAC ha tirado demasiado de la cuerda en su justo reclamo salarial, y no quiso entender la situación real de la provincia, que financieramente estamos complicados, a partir de ahí hubo un montón de cosas que contaminaron un debate, pero me parece que el debate de la calidad educativa se debe dar con todos los actores, el gobierno es el que dicta las normas o el proyecto educativo, pero como lo llevamos adelante es entre todos”, agregando que “los legisladores de Cambiemos tienen que participar, si las comisiones van a sesionar en las distintas localidades, están obligados a participar, que no sea una cuestión de obligación, sino de compromiso, de debatir los temas con la participación de padres, alumnos, docentes, sindicatos y todo actor social al que le interese la educación”.

Finalmente, destacó el legislador que “es decisión del Bloque que este debate que pretendemos dar, que esta charla que pretendemos tener con toda la sociedad santacruceña, sea abierto, con tranquilidad, mientras haya respeto, mientras haya claridad en los temas que tenemos que abordar, no tenemos nada que esconder, podemos hablar y decir qué es lo que está poniendo el Estado Provincial, cuánto está invirtiendo en las escuelas, cuánto se gasta en salario, todo lo que haya que hablar, hay una voluntad y decisión de trabajar en serio y me parece que la respuesta se la tenemos que dar a los alumnos”, concluyó.

La semana próxima los diputados esperan consensuar con la oposición el diagrama de visita a las localidades, en las que aspiran ir realizando estas mesas de diálogo.

Comentarios