POLÍTICA
Diputados del FPV logran sanción del “Acuerdo Social y Educativo”
14 de octubre de 2016

Ya es ley el proyecto que elevó el Poder Ejecutivo. La diputada Gabriela Mestelán presentó un proyecto alternativo pero fue desestimado. Matías Mazú (FPV) reconoció que no todo lo que está escrito en la Ley Provincial de Educación se cumple; dio datos estadísticos preocupantes y dijo que el derecho a huelga no debe colisionar con el de educar.

La Cámara de Diputados de Santa Cruz aprobó ayer –con el voto de la mayoría del oficialismo- el proyecto de ley del denominado “Acuerdo Social y Educativo”, resistido por el gremio docente ADOSAC y por la oposición. De hecho, el proyecto contaba con dos despachos, uno por mayoría presentado por el Frente Para la Victoria, y otro por minoría presentado por la diputada de Encuentro Ciudadano, Gabriela Mestelán, integrante del bloque Unión Para Vivir Mejor (UPVM).

El despacho aprobado fue el de mayoría, que convoca a la celebración de un “Acuerdo Social y Educativo entre todos los actores que participan e intervienen en la educación pública y privada provincial en sus distintos niveles y modalidades, a fin de evaluar y fortalecer la continuidad, calidad, y contenidos en el proceso de enseñanza, ello en un todo de acuerdo a lo dispuesto en la Ley Provincial N° 3.305.

Asimismo, se crea una “mesa de trabajo” integrada por tres representantes del Consejo Provincial de Educación, designados por el Ejecutivo provincial y cinco legisladores, “garantizando la representatividad de las minorías parlamentarias”. Por otro lado, se establece que “serán invitados a integrar la misma representantes de los docentes, padres de alumnos, centros de estudiantes, cámaras empresariales, representantes de las distintas iglesias y organismos comprometidos con la temática”.

También que dicha mesa de trabajo “deberá convocar a reuniones públicas ampliamente difundidas”, garantizando “la participación efectiva de todas las jurisdicciones municipales y comisiones de fomento para concertar las bases y lineamientos del acuerdo”.

Debate con la sociedad

El Diputado del oficialismo que fundamentó la sanción del proyecto fue Matías Mazú, presidente del bloque kirchnerista. Al respecto, sostuvo que el Gobierno tiene la mayor responsabilidad en el proceso de enseñanza y aprendizaje “pero es el Estado quien debe garantizar ese derecho y el Estado somos todos, por eso consideramos que a partir del diálogo, debate y entendimiento y de la posibilidad de no contaminarlo con planteos sectoriales, trabajando con adultez; con madurez; que el debate sea con la sociedad, padres, docentes, los gremios y el Consejo Provincial de Educación para que en un marco participativo y plural se garanticen los días de clase y la enseñanza”.

Respecto de qué temas abarcará el debate, Mazú manifestó que la expectativa es analizar todos los temas. Agregó como dato a considerar algo relevante, como el hecho que de 44 mil alumnos que cursan la primaria, se pierden 22 mil cuando pasan a la enseñanza secundaria. El Diputado remarcó que es cierto que hay muchas cosas que están escritas en la Ley de Educación que no se cumplen y hay que revisar por qué. “Por qué no se cumplen las metas, los objetivos, pedir un mayor control desde el gobierno porque si definimos una política debemos controlar que se apliquen; el docente es el dueño del aula y debe tener todas las herramientas para que pueda enseñar”.

Destacó que es un tema con un amplio universo para analizar y bregó por lograr a partir de este Acuerdo Social donde el objetivo es una mejor calidad educativa, que haya clases, que el derecho a huelga no colisione con el de educar.

Comentarios