POLÍTICA
Cruje ADOSAC y entra en contradicciones políticas
5 de junio de 2017

Sabido es que los dirigentes del gremio docente en la provincia, vienen siendo los mejores alumnos de Eduardo Costa en la embestida del empresario y diputado nacional contra el ejecutivo provincial que conduce Alicia Kirchner.

El problema que está teniendo la dirigencia de ADOSAC con Pedro Cormack a la cabeza, surgió con un fuerte cuestionamiento que le hicieran algunos delegados cuando la semana pasada en la asamblea llevada a cabo en Puerto San Julián donde “sorpresivamente” declararon 120 horas más de paro, les plantearan que no les está sirviendo ser funcionales a los intereses del propio Eduardo Costa y Roxana Reyes, la diputada provincial es la interlocutora con Cormack.

Los cuestionamientos apuntaron a las intenciones de Costa y Reyes para que el gobierno provincial no sea asistido por el nacional.

Caída la premisa de Costa acerca de que la provincia dispone de fondos para pagar salarios, en virtud de la presencia del equipo económico nacional hace unas semanas para constatar el flujo de caja, y seguidamente las acciones del propio gobierno nacional de iniciar una mesa de diálogo con la provincia para su asistencia.

Los delegados de ADOSAC se preguntaron ¿para qué seguimos atendiendo a Costa y Reyes, si ellos no quieren que le manden plata a Alicia? ¿Para qué seguimos las órdenes de Costa y Reyes en el conflicto y paros, si está demostrado que la provincia no tiene los fondos (dicho por el propio gobierno que representa Costa)? Si la única manera para que cobremos es que le manden plata a Alicia.

Ante esos planteos Pedro Cormack no tuvo respuesta alguna, políticamente comienza a crujir hacia adentro del gremio que este año tiene elecciones, y el Partido Obrero los viene corriendo por izquierda.

Además de que muchos docentes comienzan a sentir el costo social que genera haber radicalizado la huelga con más de 50 días de paro en este año, sabiendo ellos y la sociedad que nunca dejaron de cobrar sus salarios.

Que todavía pagan los costos sociales de haber hecho el año pasado más de 60 días de paros, aún después de convenir la paritaria con el gobierno provincial.

Y que de acuerdo a la estadísticas, entre los ciclos lectivos de 2007 y 2016, que son 10, por la cantidad de días de paros realizados, los docentes con las dirigencias gremiales de Pedro Muñoz y Pedro Cormack, se llevaron puestos 3 ciclos lectivos.

¡Y los sueldos los cobraron todos!

Comentarios