POLÍTICA
BLASSIOTTO: vergüenza provincial con proyección nacional
23 de julio de 2016

En una clásica noche fría invernal que se sucedía en toda la provincia de Santa Cruz, desde BAS todavía podemos abonar un servicio de cable, y asistimos a una nueva puesta en escena vergonzosa de quien fuera ministro de Economía del ex Gobernador Peralta (se acordaban?).
Como quien aprende clases de teatro y pretende interpretar Moliere.
Como quien comienza a cursar el Ciclo Básico de la carrera de Psicología y asume la terapia de toda su familia y amigos.
Como quien inicia sus estudios universitarios en la cátedra de Anatomía para graduarse como médico y prescribe medicamentos a tontas y a locas.
Como quien pretende ser político o dirigente y juega a serlo.
Así transcurrió el papelón Blassiotto en un programa televisivo de difusión nacional transmitido por América.
En su inoportuna y descolocada alocución mientras el panel en pleno debatía sobre el rol de Macri y la persecución a los K, el novel “santacruceño” intentó marcarle la cancha al conductor.
Fue en ese instante cuando el estudio enmudeció pero no por la profundidad ni acierto de sus palabras sino porque intentó señalar que no se estaba hablando de las cosas importantes (“chabón, vení y conducí vos”, habrá pensado el conductor estrella de las noches de América) y que en Santa Cruz aún no se habían abonado los aguinaldos a más de la mitad de los empleados públicos.
“Ah, bueno, gracias” … fueron las palabras del conductor y nadie, absolutamente nadie esbozó sonido.
Esto revela, en principio, dos situaciones: una, que poco les importa a los medios y periodistas nacionales lo que de verdad sucede en nuestra Provincia; y segundo, que a este señor devenido en “político” a quien ya hace rato lo conocen como “Intratable” en varios ámbitos de su vida, parece que la hipocresía en su vida es moneda corriente y quizás por eso no dijo lo que hizo para que los empleados públicos aún no puedan cobrar su aguinaldo: ir a la Justicia complaciente de turno para impedir que el Gobierno provincial pueda acceder a un financiamiento que le permita abonar los aguinaldos.
Vergüenza provincial señor Blassiotto.

Etiquetas
Comentarios