POLÍTICA
A los pastos Valentín
7 de agosto de 2016

Antes que nada queremos aclarar que no vamos a ponernos corporativos y esbozar desde esta tribuna una defensa de la familia Kalmus, sino que lo que vamos a expresar es un rotundo repudio a las expresiones, que a través de su cuenta de twitter realizó el dirigente de izquiera y eterno candidato Juan Manuel Valentín.

Es que el domingo parece que le pega mal a Juanma. Es que los domingos no se puede ir eternamente a la universidad, ni se puede ir a romper ningún edificio público de Santa Cruz, ni se puede tomar una escuela, ni nada.

Y el pasado domingo 31 de julio a Juanma le pegó mal. Desconocemos si la sobre mesa se hizo larga o qué, pero agarró su teléfono o computadora y a las 18.52 horas se despacho con un mensaje poco feliz.



¡Pfffff! ¿Qué te pasó Juan Manuel? ¿Estás nerviosho?

Resulta que el eterno candidato de flacos votos y permanente agitador de conflictos, de una izquierda radicalizada que siempre le hace el juego a la derecha (léase Eduardo Costa o Mauricio Macri), se expresó con furia contra el medio de la familia Kalmus, anteponiendo sobre todo su condición de pertenecer a la comunidad judía.

Mezcló en 140 caracteres, judaísmo, plata, intereses, política y sobre todo su impotencia dominguera. Un cóctel perfecto de anti semitismo.

Repasamos la sección de contratapa del diario de ese domingo, denominada “La Picada”, donde muchos actores políticos operan chusmeríos, y nada de Juanma. Es como que se la tenía jurada al diario, y no aguantó su ira y arrancó.

Absolutamente nadie de sus 258 seguidores retwiteó el exabrupto, ni nadie se atrevió a comentar siquiera tal manifestación.

Capaz es hora de pedir disculpas Juanma, eso también es honorable.

Comentarios