POLÍTICA
¡Viva la revolución! (Se fueron al carajo)
31 de mayo de 2016

Hay cosas que Santa Cruz necesita discutir de manera seria y urgente. Sobre todo cuando de distribución un poco más equitativa del ingreso se refiere.

Lo que consagró el período de Daniel Peralta, sin dudas ha sido la generación y profundización de islas salariales. Los casos testigos de estos verdaderos “revolucionarios” de la justicia, son un claro ejemplo de que lo que esconde la lucha de muchos de los gremios que conforman la MUS, es conservar el status quo de un sector sobre el otro.

Aunque más al fondo están en contra de un modelo de distribución equitativo, o que se acerque un poco, del ingreso que propone Alicia Kirchner o el kirchnerismo propiamente dicho.

Yendo por cada uno, el secretario general del gremio de Judiciales, Juan José Ortega, tiene un ingreso mensual de 75.349 pesos. Es decir, 3 veces más que el secretario general del gremio de los Viales, Abraham Pérez, que cobra aproximadamente 25.000 pesos.



¿Qué discuten Abraham y Juan José? ¿No lo estarán usando un poco a Abraham porque en realidad Juan José no quiere que nada cambie, solo que se vaya Alicia por corrupta? No vaya a ser que se le ocurra a la Gobernadora dar de baja la ley de enganche, aquella que su hermano dejara sin efecto y que restituyó Peralta cuando llego al poder en 2007.

Romina Mc Namara ejerce una jefatura dentro del juzgado de Francisco Marinkovic. El magistrado que muy atento recibe las quejas de la judicialización de la política de parte de Cambiemos con la diputada Roxana Reyes a la cabeza, y sobre todo le da curso a todos los pedidos de la diputada más costista de la provincia.



Romina es además la pareja de Juan José Ortega. El ingreso mensual de Romina asciende a la sumita de 63.707. En esa vivienda judicial ingresa la revolucionaria suma de 139.000 pesos.

La cuñada

Una cuñada poco celebre, pero por lo que adquiere como salario mensual y por lo que hace por la mejora permanente del sistema judicial santacruceño, debería ser más notable, es María Alejandra Beroiz.

Otra revolucionaria a la que solo le ingresan mensualmente 69.707 pesos.



El famoso es su cuñado, conocido por estas latitudes por ser otro revolucionario. No tenemos al momento el dato de su magro salario. Sólo tenemos el dato de la realidad concreta del magro resultado en su última expedición electoral como candidato a representante del pueblo en el consejo de la magistratura, acompañando a Eduardo Costa y a Mauricio Macri, y sus magros 5.145 votos a nivel provincial.

Ese resultado paupérrimo lo obtuvo quién a través de los gremios, y no de las urnas quieren definir el destino de Santa Cruz a fuerza de extorsiones.

Nos estamos refiriendo a Pedro Muñoz, una pieza fundamental en el entramado sindical que responde al empresario (toda una gran contradicción de estas tierras), Eduardo Costa.



Entre los tres judiciales revolucionarios, cobran una sumita de 208.763 pesos. ¡Ojo! No son los que más cobran en la justicia tan de excelencia que tenemos, hay quienes cobran el doble de Ortega.

Estos son los que hacen la revolución, que como vimos, sumados, cobran 8 veces lo que cobra Abraham Pérez. Sin dudas ellos votaron a Mauricio Macri en agosto, en octubre y en noviembre del año pasado. Ellos son esa casta de trabajadores más que medios que se merecen comprar Smart TV, celulares, cambiar el auto, irse de vacaciones, etc.

Abraham estaba zarpado. Él habrá votado a Scioli. Ahora acompaña a los judiciales para que no pierdan su status quo.

Porque para que haya revolucionarios en la justicia, tienen que estar los trabajadores medios de González Fraga y Michetti, que vivieron una mentira y hoy apenas llenan un carro, y ni pensar en las vacaciones.

Comentarios