POLÍTICA
“Las clases en Santa Cruz no se recuperan” ¿El diálogo y la plata donde se fueron?
19 de julio de 2017

Anoche el ex ministro de educación Esteban Bullrich, candidato a Senador Nacional por Cambiemos en la provincia de Buenos Aires, que compite con CFK, afirmó en el programa de Fantino, que “los días de clases que se perdieron en Santa Cruz, no se van a recuperar”, y que estaban trabajando en el tema.

Incómoda afirmación de Bullrich, por varios motivos a la vez. El propio ministro fue quién acordó con la provincia el envío de 20 millones de pesos mensuales, sin que se entere Eduardo Costa, para que se pagaran parte de los sueldos docentes durante 2016, que también se perdieron 90 días de clases. 

Pero por otra parte, como miembro de la Alianza Cambiemos, sabe también que el grave conflicto docente en Santa Cruz es instigado de manera permanente por el propio Eduardo Costa, que forma parte de su espacio político, y también es candidato en la provincia.

Hasta acá todo mal. Pero se pone peor, porque en la redacción de BAS nos hicimos la siguiente pregunta: si la mayoría de nuestros niños y niñas ya se perdieron 90 días de clases ¿en plata, por no dar clases y no cobrar, que debiera ser un real motivo para hacer semejante paro salvaje, pero cobraron todos los meses, cuanto significa para la provincia?

Nos encanta que los docentes santacruceños vacacionen en el norte del país o en alguna linda playa como muestran en sus redes sociales, lo que un poco ya molesta es que el gremio ADOSAC decidió continuar el paro decidido y completarlo por 48 horas más, porque la mayoría, que estuvo 90 días sin trabajar y cobrando, emprendió su viaje vacacional.

El tema es que tanto desde el gobierno nacional como del provincial, le pidieron al gremio que para sentarse a discutir un porcentaje de aumento el próximo jueves cuando están convocadas las partes, debían volver o iniciar los chicos en las aulas, sino “que ni vuelvan”. 

Es que el gobierno nacional está muy caliente y espera un gesto de ADOSAC, en virtud que desembolsaron 580 millones de pesos, para que nuestros maestros y profesores cobren los salarios de junio y el aguinaldo, y el paro continúa.

Aún así cerraron la posibilidad de diálogo, porque en la jornada de ayer, en asamblea decidieron continuar con la medida de fuerza, y esto ya muestra que la falta de diálogo proviene del propio gremio docente, y no como afirmara el propio Pedro Cormack en una de las primeras reuniones con Nación, que la falta de diálogo era por parte del gobierno provincial.

El diálogo…de vacaciones.

Comentarios