POLÍTICA
“Hay que salir adelante y tenemos que hacerlo con nuestros propios recursos”
31 de diciembre de 2016

Así lo indicó la Gobernadora Alicia Kirchner, quien se refirió a su primer año de gestión en un “contexto complejo”. Subrayó que -a pesar de esto- “nuestra provincia es una de las únicas que ha tenido paritarias de manera permanente”. Sobre el conflicto docente, dijo que en 2017 va a cobrar el que trabaja y pidió al gremio que dialogue. Adelantó que gestiona un bono extranjero de 350 millones de dólares para la primera parte del año.

La Gobernadora de Santa Cruz, Alicia Kirchner, brindo una entrevista exclusiva el medio TiempoSur, en la que repasó su primer año de gestión y horas antes del comienzo del 2017. La mandataria bregó porque se recupere el sentido solidario; subrayó que Santa Cruz fue una de las pocas provincias en que hubo paritarias de forma permanente; habló del conflicto docente y hasta adelantó el monto del crédito que tramita para el año próximo.

Dra. Usted indicó –en su asunción en diciembre del 2015- que “este modelo (por el empleo público) no da más” y que “no es ésta la Santa Cruz que queremos, está quebrada”. A un año de esas palabras ¿Cómo ve esa misma Santa Cruz para el 2017?

-La veo en una situación compleja, porque el país también está en una situación compleja. Pero vamos a remitirnos a mis dichos: Cuando yo hablaba de una Santa Cruz que estaba quebrada, veníamos de un modelo que se eligió que era el empleo público, cuando realmente nuestra provincia tiene otras capacidades para su desarrollo y crecimiento. Esa es la crítica constructiva; creo que Santa Cruz tuvo una oportunidad histórica, en doce años, donde primero Néstor y después Cristina, llevaron la conducción del país y yo veo como a lo largo del país otras provincias prosperaron y aún en esta situación difícil pueden salir adelante porque tienen sus ahorros y Santa Cruz no los tiene. Santa Cruz vive al día de los ingresos que se van produciendo; esa me da una suerte de rabia, porque es una injusticia, porque tuvimos una oportunidad histórica y no la supimos aprovechar. Del año 2011 al año 2015, solamente en nuestra administración pública provincial, ingresaron más de 9 mil empleados públicos. Esto significa en números al día de hoy 250 a 300 millones de pesos; podríamos tener un estado de equilibrio y no lo tenemos, pero obviamente yo no hice como hicieron otros que echaron gente, porque creo que cada puesto es fundamental para cada hogar. A mí me hubiera gustado generar empleos en el área privada, en todos los ejes de desarrollo energético que tiene nuestra provincia en vez de la administración pública, pero hoy tengo que sostenerlo porque de eso vive la gente. Quizás necesitan ingresos superiores a los que tienen y no se los puedo dar porque la administración pública está encorsetada; los ingresos y los egresos.

Ya en su discurso, pero del 1° de marzo ante la asamblea legislativa, dijo que los últimos 12 años de gobierno nacional –primero con Néstor Kirchner y después con Cristina Fernández- la Provincia “no aprovechó ese tiempo para dar un salto de calidad en la gestión pública”. ¿Cómo hacerlo ahora, con un contexto político nacional totalmente diferente?

-Se perdió esa oportunidad histórica pero lo que no perdemos ni podemos perder los santacruceños es nuestra capacidad como personas, nuestra capacidad como pueblo. Hace un ratito tuve una reunión con una empresa petrolera y un sindicato y la verdad que la misma me estimula por entender la seriedad con la que se puede manejar, esa vocación para salir adelante. Creo que eso los santacruceños lo tenemos que recuperar. Está latente, pero hay que recuperar el sentido solidario, recuperar el que juntos podemos porque tenemos un ambiente nacional adverso, eso es una realidad, no solo Santa Cruz, sino las regiones en general. Pero no me quiero abocar a analizar el país porque yo apunto como todos a la gobernabilidad, pero sí en Santa Cruz se nos torna mucho más difícil porque hay que repensar todas las fuentes de crecimiento que tiene, que lo estamos haciendo y lo vamos a lograr, pero esto no es mágico, no es de un día para el otro; yo no le puedo mentir a la gente, por eso muchas veces los sindicatos con los que hablamos, casi con todos, les traslado esto y lo más fuerte que tenemos es ver juntos qué podemos hacer, qué podemos construir colectivamente.

Durante el gobierno provincial anterior la Provincia recibía $400 millones mensuales (aprox.) para cubrir su déficit. Pero este año los fondos que recibió, muchos menos por cierto, eran descontados a los pocos días de otorgados. ¿Cree que la gente alcanzó a comprender esa situación?

-El adelanto de coparticipación (al gobierno anterior) fue, concretamente, de 4500 millones de pesos; además de los ATNs (Aportes del Tesoro Nacional), que no solamente los recibía la provincia de Santa Cruz, sino todas las provincias del país porque hay distritos que sin ese apoyo no pueden salir adelante. Nación también me ayudó a mí, en definitiva, lo que hoy estoy debiendo serán unos 600 millones de pesos, contra 4.500 en otra situación absolutamente diferente. Igual soy agradecida, no voy a entrar en si me dieron más o me dieron menos. Lo que sé, es que para salir adelante tenemos que hacerlo desde nuestros propios recursos. No podemos estar en permanente dependencia con el Estado Nacional, pero sí necesitamos en esta primera parte, obviamente, un apoyo. Creo que esto no toda la gente, algunos sí obviamente, lo alcanza a comprender, porque es muy difícil que te digan ‘ahora no hay plata’. Pero además estuvo muy motorizado por cierta oposición obstructiva que decía que teníamos plata, que teníamos ingresos… y la gente quiere creer siempre en lo bueno y tiene razón, pero la realidad la marqué siempre, desde el día que asumí. Este es un criterio de responsabilidad y yo sé que cada vez más hay una comprensión, pero no de todo el mundo.

Teniendo en cuenta la compleja realidad financiera de la Provincia ¿En cuánto afecta la caída de la producción petrolera a raíz de la finalización de la política de subsidio nacional?

-Tuve esta mañana una reunión con SINOPEC, no van a despedir absolutamente a nadie; tanto mi equipo de gobierno, yo, el vicegobernador (Pablo González), estamos trabajando permanentemente en esto con los sindicatos para mantener las fuentes de trabajo, eso es fundamental. También en programar qué va a pasar en el 2017; las regalías bajaron fuertemente, de 301 millones de dólares bajamos a 250 millones de dólares, casi 51 millones de dólares menos, eso es un descenso del 17 por ciento. Para el año que viene con el tema del barril criollo y el precio sostén, puede llegar a bajar un 14%, por lo que estaríamos hablando en el año de casi 1.400 millones de pesos y realmente esto me preocupa. Por eso estamos investigando otras fuentes de ingresos a través de los recursos propios que tiene la provincia.

¿Qué tipo de rol cree que ocupó la oposición santacruceña durante su primer año de gobierno?

-Hay cierta oposición que cumplió su rol, esto es parte de las reglas del juego de una democracia; y hay cierta oposición que realmente ocupó un rol obstructivo. Quiero aprovechar esta entrevista para decirles que en este año que se inicia, por favor, soy una persona de puertas abiertas, muchos han venido a dialogar conmigo, yo no tengo ningún drama con eso. Santa Cruz se lo merece, nos merecemos una dirigencia seria, a la altura de las circunstancias y yo necesito que la oposición esté colaborando y no obstruyendo. Fíjense como se demoró todo con el empréstito, demoró la fiabilidad que puede tener la provincia que era en principio lo que buscaban. Pero como nosotros somos persistentes y seguimos, y si bien hay una retracción en del mercado con todo lo que es crédito público, nosotros pedimos 1.500 millones, logramos 835 millones y con eso pudimos cumplir de manera proporcional todos los aguinaldos municipales y provinciales, pero obviamente fue para este momento, estamos trabajando en el bono externo que calculo estará listo para marzo y ojalá que la situación del país lo amerite y podamos salir con ese bono externo en condiciones favorables para la provincia. Hoy hay algunas provincias que no tuvieron suerte con el bono externo, todo por esa retracción que existe y a la que hacía referencia. Espero que salga pero no solamente para solucionar los gastos corrientes, a mí me interesa en inversión social, en escuelas; si las represas salen nosotros necesitamos el hospital de Piedra Buena que es fundamental como el de Calafate porque van a hacer una buena compensación para todo el desarrollo que va a tener la provincia. Por eso hay que mirar para adelante, no tengo que mirar el día a día, los sueldos que tengo que pagar, todo lo que tenemos que cubrir, gastos de salud, etc. etc. sino mirar para adelante, porque sino de otra manera sería una simple administradora y no estoy sentada en esta silla para eso.

Precisamente sobre ese tema, usted presentó los arreglos del primer avión sanitario que llegó a la Provincia en medio del reclamo del pago de sueldos. ¿Le molestaron esas críticas?

-No me puede molestar porque es un beneficio para los santacruceños. En un momento, los mismos que me criticaron decían qué pasaba con los aviones. Estos estuvieron más de un año parados y nadie dijo nada. Los pilotos no habían hecho sus cursos de capacitación, qué seguridad le daba a las personas que viajaban en ese avión. Los pilotos necesitan hacer esas acreditaciones cada tantas horas y la Provincia se tiene que encargar de hacerlo cumplir y ninguno de los 14 pilotos había acreditado. No me molesta, lo que pido es que reflexionen cada vez que hablen o que me vengan a preguntar, o que vengan a colaborar porque algunos están sólo para el discurso o solamente para ver cuál es la nota que sacan en el diario y cómo enriquecen su ego. A veces a mí me critican porque hablo poco, quizás será porque trabajo mucho, de la mañana a la noche junto a todo mi equipo; y todavía no logro los resultados que quiero, para nada, pero estoy segura que con trabajo y esfuerzo los cambios se tienen que dar.

¿Cómo evalúa el primer año del gobierno nacional de Cambiemos, sobre todo en lo que respecta a las decisiones que incumben a la región Patagónica?

-La actividad económica disminuyó en todo el país pero en la región Patagónica, Santa Cruz por ejemplo, lo hizo en un 10 por ciento, Tierra del Fuego también un 10 por ciento, Chubut creo que un 8 ó un 9 por ciento. Los reembolsos Patagónicos son alrededor de 346 millones de pesos anuales, para nosotros son muy importantes. Pero aparte, favorecer a la región, te marca un país federal y ahora volvemos a la ciudad puerto del siglo pasado, donde no digo que no se tomen medidas para favorecer a Mar del Plata, pero hay que mirar el país en su conjunto. Y en el interior somos pocos pero somos fuertes y hacemos permanentemente soberanía y queremos a la Patagonia. Pero la evaluación la tiene que hacer el pueblo santacruceño.

¿Existe la posibilidad de conformar un bloque Patagónico? ¿Tiene diálogo tiene con el gobernador Mario Das Neves?

-Permanentemente. Con todos los gobernadores Patagónicos y también con las provincias petroleras porque con el tema del precio sostén del barril, también estamos todos conectados y cuando se producen las reuniones en el Ministerio del Interior, lo expresamos, más allá de distintas posiciones, podemos dialogar y podemos hablar.

A juzgar por los acuerdos salariales durante el 2016, se puede decir que hay un saldo positivo con los sindicatos. Sin embargo ¿Por qué cree que el conflicto con el sector docente se prolongó tantos meses? ¿Cómo se resuelve hacia 2017 para no pasar por la misma contingencia de falta de clases? ¿Qué responsabilidad pudo haber tenido el gobierno en este tema y cuál el gremio?

-Más allá de las diferencias que puedo tener en pensamiento y que es bueno que suceda con los distintos sindicatos, hemos buscado aquello que podamos pensar lo mismo en función de un objetivo mayor que es la población santacruceña. Estoy segura que vamos a seguir con estos diálogos, con nuestros conflictos, con acercamientos, porque es propio de esta realidad. Nuestra provincia es una de las únicas que ha tenido paritaria de manera permanente y eso no sale en ningún diario, porque la paritaria no es solamente el sueldo, son condiciones de trabajo. El gobierno anterior, por ejemplo, tenía 1.800 empleados públicos a los cuales les pagaba el sueldo, estaban en la Caja de Servicios Sociales (CSS), pero no tenían instrumento legal actualizado, había quedado del año 2014. Podría haber dicho ‘no existen’ porque para la administración, no tenían un respaldo como corresponde, sin embargo, lo hemos hablado con el sindicato, lo hemos trabajado y lo hemos arreglado como corresponde porque de eso no tiene la culpa el empleado público sino quienes administran. Tampoco se habían actualizado, pese a existir el Convenio Colectivo de Trabajo (CCT), el cambio de categoría que correspondía. Los sueldos se han incrementado en función de lo que se puede y quizás un poquito más también porque cuando hicimos la proyección de los sueldos, lo hicimos con determinadas regalías, con determinados ingresos de coparticipación que bajaron todos. Y ese es el problema que tenemos en este momento. Los ingresos en Santa Cruz bajaron. ¿Es lo que merecen ganar los empleados públicos? Siempre merecen ganar más, pero la verdad que el mejor sueldo es el que se puede pagar. Lo que estoy tratando de hacer es un acuerdo con todos los sindicatos. Con respecto a ADOSAC, no hemos logrado ese acuerdo. Cuando asumí, ya en el mes de febrero, le pedí al presidente Borselli (CPE), que quería hablar no de paritarias sino para conocerlo, al secretario general de ADOSAC (Pedro Cormack), no quiso. Cuando no se quiere el diálogo, es muy difícil dialogar; cuando vas con la verdad absoluta sin escuchar a los demás, es difícil y esto no para los docentes que merecen el mayor de los respetos, estoy hablando de un sindicato que me parece que va a tener que pensar en conceptualizar lo que es el diálogo, no la presión, el diálogo sano que es el que te hace crecer.

¿Qué les dice a los papás que están preocupados por el próximo inicio del ciclo lectivo?

-Busqué todos los caminos posibles, es más, en un momento dado hice los descuentos y la justicia me presentó un amparo y no lo pude llevar a cabo. Pero la verdad que va a cobrar el que trabaja. Sinceramente quiero que salga un diálogo con ADOSAC, está en toda mi persona construirlo; que no vengamos con límites. Pensé, a través de quienes me representaron en las paritarias, que se estaba encontrando el camino; después, el 1° de diciembre pidieron que les demos una fecha de aguinaldos, todo el mundo sabía que estábamos tramitando un crédito, no sabía qué día me lo iban a dar y si algo no voy a hacer es prometer cosas que no se van a cumplir. Cuando hay una determinación de pelea, me preocupa, pero lo que más me preocupa es que el sindicato se olvide que lo más importante del sistema educativo es el niño. Pueden enojarse con el gobierno o con quienes quieran, pero los chicos no se merecen esto. Voy a poner todo de mí junto a mi equipo y le voy a pedir a los padres y a los docentes que me ayuden porque sola no puedo, para que juntos aseguremos la educación de nuestros chicos como debe ser. Lo que más me interesa es la juventud que está construyendo esta Santa Cruz. Quiero una juventud que tenga ganas y que aporte, no una que vea que con prepotencia se obtienen las cosas; la violencia no es el camino, es el diálogo; quiero agradecer a los sindicatos que eligieron el diálogo; y a los que no lo eligieron les pido por favor que lo hagan.

Uno de los problemas más graves con los que se encontró cuando asumió fue un sistema de salud en estado crítico ¿Se ha podido ir revirtiendo esa situación?

-Se ha logrado revertir pero no como yo quiero porque si no les estaría mintiendo, Pero fíjense una cosa, entre el 2011 y el 2015, se fueron los profesionales pero ingresaron mil personas en el área de Salud. Con todo el respeto que me merecen las personas que ingresaron, mejor no pregunten cuántos médicos y cuántas enfermeras eran. Eso ocurre cuando el sistema se da vueltas; hoy los ingresos que hacemos son en Salud y estamos tratando de equipararlos. Los profesionales de la salud están haciendo una tarea noble, estamos buscando un entendimiento pero los hospitales no están como yo quiero, los medicamentos, insumos y demás cosas que no había están, pero también es cierto que cuando hubo mucha desidia, no se puede levantar de un día para otro. En un año, la responsable soy yo y me equipo, mucho pude hacer pero muchísimo falta.

A pocas horas del cierre del año 2016 y comienzo del 2017 ¿Cuál es su mensaje para los santacruceños?

-Si estoy acá es porque tengo la esperanza de que podemos transformar la realidad; pero no se transforma mágicamente, hay que asumir la realidad provincial, regional y nacional en la que estamos. No somos un desprendimiento del país, hay que mirarlo con la mayor objetividad. Quiero que construyamos juntos, estoy dispuesta a todo lo que sea en beneficio para Santa Cruz y la verdad tengo mucha esperanza en que los santacruceños asumamos esta realidad, seguro que la vamos a cambiar. Ahora si creemos que mágicamente nos van a llover las cosas de arriba, ahí vamos a pérdida y la verdad, yo quiero ir a la construcción. Quiero que construyamos con esperanza y fundamentalmente con ese espíritu de los santacruceños que es la fortaleza y el trabajo. Si todos trabajamos para Santa Cruz, estoy segura que en el transcurso de esta gestión le vamos a dar la sustentabilidad que se merece, perdimos una oportunidad histórica, ahora quiero ganarla.

Las gestiones por el bono extranjero y el bono nacional

Algo ya mencionó, pero ¿Se empezó a gestionar más crédito para cubrir el déficit presupuestario de los próximos meses? ¿Con qué dificultades se encontró para obtener el crédito sindicado con el que se pagó el aguinaldo?

-Sí, es un bono externo, pero me da miedo decir fechas, porque todo depende si hay una retracción o no en el mercado; nosotros estamos hoy muy condicionados por las relaciones internacionales y tiene que ver con las deudas, el país ha tomado una deuda muy grande.

¿Qué expectativa tienen en cuando al monto?

La expectativa de los cuatro años son los 10 mil millones. Para este año pensábamos no sólo este bono externo, sino un bono nacional. Para el bono externo 350 millones de dólares y en el nacional nos está orientando Nación cómo trabajarlo y cuando tenga más información la voy a dar.

 

Etiquetas
Comentarios