NACIONALES
Para la Patria Grande las Malvinas son argentinas
29 de enero de 2016

El miércoles 27 de enero se llevó a cabo la IV Cumbre de la CELAC (Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños. El país anfitrión fue Ecuador, y la reunión se celebró en el edificio de la UNASUR que se encuentra en Quito, capital de esa nación. Asistieron Presidentes, Vicepresidentes y Cancilleres en representación de todos los Estados miembro. Por nuestro país fue la Vicepresidenta, Gabriela Michetti.

En el plenario de la Cumbre hablaron todos los representantes de los países. Al hacer uso de la palabra el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, tuvo un momento para referirse al histórico reclamo argentino por la soberanía sobre las Islas Malvinas, indicando que seguían apoyando la causa inclaudicablemente. El reclamo soberano por Malvinas nunca estuvo ausente en la agenda internacional de los últimos 12 años, y los gobiernos de Néstor Kirchner y Cristina Fernández de Kirchner aprovecharon cada espacio multilateral para recordarlo. Sin embargo, estuvo ausente en el breve discurso leído por la Vicepresidenta de la Nación.

Fue interesante observar la mueca de Michetti intentando sonreír mientras asentía en silencio como agradeciendo las palabras de Maduro. Claro, la semana anterior el Presidente Macri estuvo en Davos y allí se reunió con el Premier británico David Cameron. Al terminar la reunión de la cual los dos salieron sonrientes, manifestaron sus opiniones en simultáneo (pero no juntos); al mismo tiempo, los habitantes de las Islas emitieron un comunicado.

Mientras el Presidente Sobreseído indicó que había sido “una linda reunión”, Cameron manifestó que le había dejado claro al Presidente argentino que las Islas Malvinas son británicas, y los isleños emitieron un comunicado de prensa afirmando que ellos son británicos. Da la sensación de que no hubo un nuevo reclamo soberano por las Islas de parte del gobierno nacional.

Eso sumado al “detalle” de que se va a sacar de circulación el nuevo billete de $50 con el diseño de las Islas Malvinas.

Claramente, la agenda internacional del país ha cambiado. Por suerte quedan en el continente dirigentes que no se han olvidado de la Patria Grande y de que aún tenemos en la región un enclave colonial, con todo lo que ello implica. Por suerte hay dirigentes que no ceden en sus reclamos de soberanía frente al Imperio.

Comentarios