NACIONALES
Nisman: Cristina ya había puesto en duda la hipótesis de suicidio
23 de enero de 2015

Si bien los diputados nacionales hicieron, en su conferencia de prensa el día lunes, una serie de declaraciones que a primera vista muchos interpretaron como la afirmación por parte del gobierno de que la hipótesis de suicidio del Fiscal Nisman estaba confirmada, a muchos descolocó la primer carta de CFK, ya que en su segundo párrafo parecía desautorizar a sus propios diputados.

Es que Cristina fue más prudente que su tropa, y puso en duda la hipótesis del suicidio cuando afirmó que “En el caso del ¿suicidio? del fiscal a cargo de la causa AMIA, Alberto Nisman, no sólo hay estupor e interrogantes, sino que además una historia demasiado larga”, para luego comenzar a describir el recorrido político y judicial de la investigación del atentado a la sede de la mutual judía de 1994.

A muchos de los diputados les corrió el frío por la espalda, según pudo saber BAS, porque la presidenta parecía ya ir esbozando otra idea muy distinta a la que su bloque había parecido expresar.

Por supuesto, posteriormente los medios "del otro lado de la grieta" del gobierno nacional acusaron a la presidenta de haber realizado un rotundo giro en sus afirmaciones. Pero lo cierto es que, nobleza obliga, las dos cartas encajan lógicamente, ya que en la primera pone serias dudas sobre la hipótesis del suicidio para declarar posteriormente que “a esta altura, los interrogantes que me planteaba el 19, se van convirtiendo en certezas, igual que cuando se avanzaba en la investigación de la causa AMIA”.

“La denuncia del fiscal Nisman nunca fue en sí misma la verdadera operación contra el Gobierno. Se derrumbaba a poco de andar. Nisman no lo sabía y probablemente no lo supo nunca. La verdadera operación contra el gobierno era la muerte del fiscal después de acusar a la Presidenta, a su Canciller y al Secretario General de La Cámpora de ser encubridores de los iraníes acusados por el atentado terrorista a la AMIA”.

“Lo usaron vivo y después lo necesitaban muerto. Así de triste y terrible” detalla la presidenta Cristina Fernández en su segunda carta publicada ayer.

 

Comentarios