NACIONALES
Máximo habló en vivo con Víctor Hugo y criticó a Eduardo Costa
1 de abril de 2015

Para sorpresa de una Argentina que esperaba encontrarse con la típica nota de imágenes de las principales arterias de Capital Federal vacías en virtud del Paro General convocado por el sindicalismo opositor al Gobierno Nacional, Máximo pateó el tablero y habló durante casi una hora a través de Radio Continental. 

Si bien el eje principal de la amena charla que lograron entre entrevistador y entrevistado fue la desmentida respecto de su titularidad de cuentas en el exterior, Máximo Kirchner enfrentó varias preguntas que seguramente no esperaba que el periodista K le preguntara, tales como su posición sobre la militarización en Malvinas, la revoltosa interna del Frente para la Victoria a nivel nacional, las elecciones en Capital y su opinión sobre Macri, si accedería a ser candidato y en tal caso cuál sería su lugar, entre algunas dudas más que tenía el periodista que se encontraba en Nueva York a la espera del relato que hará en el partido que jugará la Argentina frente a Ecuador.

Como no podía ser de otra manera, la referencia a la provincia de Santa Cruz no podía faltar, y fue ahí donde el heredero K aprovechó la oportunidad para comparar la actividad empresarial que lleva adelante el diputado nacional Eduardo Costa, y la ocultación casual que desde los grandes Medios se hace respecto de estos temas.

Tan es así que en dicha conversación, Máximo señalaría que según información a la que él habría accedido mediáticamente, Costa habría inscripto una Sociedad para dedicarse a la extracción de uranio. Así, comparó qué hubiera pasado si quienes hubieran promovido la constitución de sociedades con tales fines, hubieran sido militantes o adherentes al Frente Para la Victoria y cómo la benevolencia mediática siempre está del lado opositor.

“Usted imagínese –dijo MK- de ser al revés y yo hubiera estado en un lugar donde hubiéramos solicitado permisos para cateo de uranio. Yo estoy con un mameluco naranja en Guantánamo a esta altura. Entonces, acá, lo que pasa, es un ataque formidable de estos grupos económicos que quieren llevarse lo que no les corresponde como lo hicieron en 2001. Son los mismos actores, son las mismas prácticas”

Comentarios