NACIONALES
Macri abrió las sesiones del Congreso con fuerte crítica a la herencia recibida
2 de marzo de 2016

El presidente Mauricio Macri dedicó buena parte de su discurso en la apertura de las 134° de las sesiones ordinarias del Congreso a realizar un duro diagnóstico de la herencia recibida de los 12 años de gobierno kirchnerista y afirmó que encontró "un Estado plagado de clientelismo, de despilfarro y corrupción", por lo que justificó así las primeras medidas adoptadas por su gestión como una forma de "normalizar el país".

"Lo primero que tenemos que hacer es reconocer que no estamos bien", propuso Macri y enfatizó que "venimos de años en el que el Estado ha mentido sistemáticamente", en clara alusión a los gobiernos de Néstor Kirchner y Cristina.

En un repaso de los números, Macri aseguró que entre 2006 y 2015 el Estado recaudó u$s 694 mil millones más que en la década del '90 y afirmó que "más recursos no permitieron reducir los problemas estructurales de pobreza". "A pesar de contar con tantos recursos, el Estado gastó más de lo que podía, emitió de forma irresponsable y generó más inflación", sostuvo.

En ese sentido, dijo que "no podemos tolerar que un país con tanta riqueza se mueran chicos de hambre" y resaltó que "hace una década que la Argentina es uno de los países con mayor inflación del mundo".

Macri aseguró que el gobierno de Cristina utilizó al Banco Central para "financiar el gasto público y pagos de la deuda". Además afirmó que "nos encontramos con una delicada situación fiscal, por la irresponsabilidad e incompetencia de la anterior gestión, va a llevar un tiempo solucionarlo". "El déficit es uno de los mayores de la historia del país con un 7% del PBI", analizó.

También se refirió al acuerdo alcanzado en Nueva York con los fondos buitre. "Depende del Congreso cerrar este conflicto que lleva 15 años. Confío que va a primar la responsabilidad sobre la retórica", solicitó Macri a los legisladores. "No resolver este conflicto le salió caro a los argentinos", advirtió y dijo que al no resolver el litigio la deuda con los holdouts pasó de 3.000 a 15.0000 de dólares.

Además, aseguró que "la corrupción mata, como demostró Cromagnon, encontramos falta de transparencia, ineficiencia y en muchos casos corrupción". Y despertando los aplausos de sus adeptos, sentenció que "no deben quedar impune, debemos darle a la Justicia las herramientas para que trabaje de forma eficiente y más veloz".

Tras diagnosticar además las deficiencias que encontró su gobierno en materia educativa, de infraestructura y energía, Macri afirmó que "este diagnóstico no debe servirnos para deprimirnos ni enojarse, sino para tomar conciencia de la magnitud del desafío que tenemos por delante", dijo y aseguró que "es hora de dejar de comportarnos con nuestra peores épocas. Levantemos la vara y comparemos con las cosas que podemos hacer".

A partir del cuadro de situación negativo que trazó, Macri justificó las primeras medidas adoptadas desde el 10 de diciembre cuando asumió la presidencia. "En casi tres meses de gestión trabajamos para normalizar el país en el plano social, político y económicos, en las relaciones internaciones, con la justicia y la prensa", indicó.

Sobre el final de la primera parte del discurso, el Presidente anunció su Gobierno publicará "todos los datos, área por área" sobre el "estado en que estaba la Argentina en diciembre de 2015". "Me comprometo a publicar todos los datos, área por área, para que todos los argentinos sepan el estado en que estaba la Argentina en diciembre de 2015", apuntó ante la Asamblea Legislativa nacional.

Las propuestas

Tras repasar la "herencia" recibida del gobierno anterior, el Macri anunció el envío al Congreso de un paquete de leyes para reformar la Justicia, el sistema electoral, devolver el IVA, combatir el narcotráfico y la corrupción y ampliar la educación a partir de los tres años.

"En primer lugar propongo una intensa agenda para vincularse con el mundo. La Argentina puede ser parte de soluciones globales", dijo Macri. "Les pido a este Congreso que apruebe los compromisos asumidos en la última cumbre de París, demostrando compromiso con la protección del medio ambiente", enfatizó.

En el plano educativo, recordó la firma de la Declaración de Purmamarca que selló el ministro Esteban Bullrich con sus pares provinciales y anunció la presentación de un proyecto de ley para "universalizar de la educación a partir de los tres años".

Asimismo, dijo que otro proyecto a tramitar será la "creación del institución de equidad e igualdad educativa", que buscará "evaluar" alumnos y maestros para "saber dónde estamos parados". Con esos datos, el mandatario prometió "jerarquizar a los docentes y profundizar las políticas educativas".

Luego, anunció que "trabajará para que en cuatro años hasta el pueblo más alejado tenga acceso a Internet de calidad y velocidad" y confirmó la propuesta para "devolver el IVA a los productos de la canasta básica alimentaria para ayudar a los que menos tienen".

Macri también planteó que ampliará la asignación universal por niño y se comprometió que "al finalizar su gestión se alcancen con un ingreso universal a la niñez", como propuso tiempo atrás la diputada aliada Elisa Carrió.

Tras remarca que en el Congreso se deberán "avanzar en la búsqueda de consensos", subrayó que los jubilados serán una "prioridad" para su gestión. "La cantidad de juicios previsionales marcan la deuda pendiente", dijo y aseguró sin dar demasiados detalles que "vamos a diseñar una respuesta al reclamo por el 82% móvil".

En otro orden, el Presidente exhortó al Congreso a que "trate con velocidad la reforma del Código Procesal Penal, el fortalecimiento de la Policía, la ley del arrepentido y del decomiso de los bienes incautados por el narcotráfico".

En esa línea, afirmó que "hay que fortalecer la instituciones y organismos de control" y para ello propuso "la rápida aprobación de la ley de Acceso a la Información Pública para mostrar un Estado transporte" y agregó que "también necesitamos una nueva ley de compras y contrataciones públicas y pago a proveedores para romper los bolsones de corrupción".

Al igual que el gobierno anterior, Macri prometió "impulsar una reforma del Poder Judicial para mejorar la justicia", y enumeró a grandes rasgos cambios en la de subrogancias de jueces, la conformación del Consejo de la Magistratura y el Ministerio Público Fiscal y la Defensa y pidió celeridad al Senado para tratar "los pliegos de los candidatos a la Corte Suprema, así normalizamos su funcionamiento".

Por último, ratificó el envío de leyes para concretar la reforma política encargada al exmassista Adrián Pérez. "Termina con la boleta papel y unifica el calendario electoral", explicó.

Comentarios