NACIONALES
Las servilletas de Clarín
18 de noviembre de 2015

Los ministros Ricardo Lorenzetti, Carlos Fayt y Juan Carlos Maqueda consideraron que los recursos de la Afsca y el Estado Nacional "no se dirigen contra una sentencia definitiva o equiparable a tal", por lo que seguirá vigente la medida cautelar dictada por el juez en lo Civil y Comercial Horacio Alfonso, ratificada el 5 de febrero de 2015 por la Cámara.

Para el titular de la Afsca, Martín Sabbatella, el fallo tiene "un tinte electoral" y destacó que "demuestra que el Poder Judicial está colonizado por los intereses concentrados".

El funcionario afirmó que la ley de medios "es constitucional", tal como lo refrendó la Corte Suprema, y con estos fallos, "las medidas cautelares terminan equiparadas con las sentencias definitivas".

Luego de la declaración de constitucionalidad de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, el Grupo Clarín presentó en noviembre de 2013 una propuesta de adecuación mediante la cual transfería las licencias a firmas que estaban vinculadas con el conglomerado empresarial, lo que fue rechazado por el organismo que conduce Martín Sabbatella, que intentó la "adecuación de oficio".

Sin embargo, según la Afsca, esa adecuación caía en “situaciones fraudulentas que conllevan vinculaciones societarias prohibidas y contrarias a los fines antimonopólicos de la ley 26.522”, y por eso el organismo dispuso la transferencia de oficio.

Ante ello, los abogados del holding presentaron una acción de amparo y obtuvieron una medida cautelar que dispuso "la suspensión de los efectos de la resolución Afsca 1121/14 y del procedimiento de transferencia de oficio por el plazo de seis meses, bajo caución real de un millón de pesos".

La Afsca apeló la medida y pidió que el recurso fuera concedido con "efecto suspensivo", de modo de poder continuar con el proceso de adecuación de oficio, tal como lo establecía la ley sancionada por el Congreso nacional en 2009, pero la Cámara, con la firma de los jueces María Susana Najurieta y Ricardo Víctor Guarinoni, rechazó el planteo y mantuvo la suspensión de la adecuación.

La Afsca llevó el caso a la Corte Suprema porque entiende -y lo expresó en el expediente en varias ocasiones- que en la causa “se encuentra involucrado el interés público, gravitante al momento de analizar la procedencia de una medida cautelar y el efecto que se otorga a su apelación”.

Ello porque el no suspender “el efecto de la medida cautelar” permite al Grupo Clarín ampliar “injusta e ilegítimamente su posición dominante en el mercado toda vez que sus competidores se encuentran en pleno proceso de adecuación a la ley 26.522”.

Hoy, en un nuevo revés, la apelación realizada por los abogados Mariano Przybylski, Sergio Zurano y Dalila Seoane (por la Afsca), y Damián Garat y Martín Monea (por el Estado Nacional), fue rechazada por la Corte Suprema de la Nación, donde en sólo una página destacaron que “no se dirigen contra una sentencia definitiva o equiparable a tal”.

Tras conocerse el fallo del máximo tribunal, Sabbatella insistió en que "el Grupo Clarín quiso estafar al Estado simulando la adecuación a la ley de medios. Por eso el directorio de la Afsca decidió iniciar el proceso de oficio que fue suspendido por una parte del Poder Judicial, evidentemente colonizado por los intereses corporativos".

“Avergüenza ver cómo una parte del Poder Judicial una vez más le facilita al Grupo Clarín seguir al margen de la ley, excediendo el número de licencias permitidas y dominando el mercado de medios”, expresó Sabbatella y agregó que “tarde o temprano, se les va a terminar esta farsa de las cautelares y tendrán que adecuarse a los límites de la ley”.

 

Comentarios