NACIONALES
El Senado convirtió en ley por holgada mayoría el pago a los holdouts
31 de marzo de 2016

Con 54 votos a favor y 16 en contra, la alianza Cambiemos logró convertir en ley el acuerdo que el Poder Ejecutivo selló con los holdouts, los tenedores de bonos en default, con el objetivo de ponerle fin al litigio y volver a tomar deuda en el exterior.

El oficialismo consiguió aprobar el proyecto al cabo de un debate de 14 horas donde contó con el respaldo del grueso del peronismo, incluyendo el voto de al menos 20 senadores del Frente para la Victoria-PJ.

Se trata del primer éxito legislativo del gobierno de Mauricio Macri, en el que fue determinante el apoyo manifestado por gobernadores opositores, necesitados de fondos para reactivar obras en sus provincias.

La alianza Cambiemos -integrada por el Pro, la UCR y la Coalición Cívica- no tuvo problemas a la hora de conseguir quórum a pesar de ser minoría en el pleno.

El respaldo del peronismo al proyecto llegó de la mano de los senadores de Salta, Catamarca, Entre Ríos, Santa Fe, Misiones, Tucumán, Corrientes y aliados de Santiago del Estero y La Pampa.

En el mismo sentido se pronunciaron el GEN, el Movimiento Popular Neuquino y el interbloque Unidos por una Nueva Argentina, que expresa la alianza entre el diputado Sergio Massa y el exgobernador José Manuel De la Sota.

Miguel Pichetto, jefe del bloque de senadores del Frente para la Victoria, votó a favor del proyecto, a diferencia de su par rionegrina Silvina García Larraburu, quien lo hizo en contra.

El rechazo fue encabezado por el kirchnerismo duro, representado por las cuatro senadoras de La Cámpora y legisladores de Buenos Aires, Chubut, San Luis, Neuquén, Santa Cruz, Chaco y La Rioja -en el caso de estos dos últimos, contra el pedido de sus gobernadores-.

También se opuso al proyecto Fernando “Pino” Solanas (Proyecto Sur), mientras que la rionegrina Magdalena Odarda, de la Coalición Cívica, se ausentó en la sesión por problemas de salud.

El bloque Compromiso Federal, de Adolfo Rodríguez Saá y Liliana Negre, finalmente votó de forma positiva, aunque insistió en reclamar modificaciones que no fueron aceptadas por el oficialismo.

Clave para el oficialismo

El proyecto ratifica los acuerdos que selló el gobierno de Macri con los holdouts, entre ellos los denominados fondos buitre. Así, se autoriza un pago en efectivo de 11.864 millones de dólares antes del 14 de abril para cerrar el litigio que afronta el país en tribunales internacionales y que obstaculiza el pago a los bonistas que entraron a las reestructuraciones de 2005 y 2010.

Para eso la iniciativa deroga la Ley Cerrojo y modifica la de Pago Soberano, normas sancionadas durante el kirchnerismo que impiden mejores ofertas de pago a los bonistas que no entraron a los canjes previos.

El proyecto sancionado autoriza un endeudamiento por 12.500 millones de dólares, emitiendo bonos a 5, 10 y 30 años.

Entre otras cuestiones, se prorroga la cesión de jurisdicción para dirimir futuros litigios y se crea una comisión bicameral para realizar un seguimiento del pago de deuda externa.

Se trata de un paso clave para el cometido del programa económico de Gobierno, que apuesta al endeudamiento para financiar el déficit fiscal -a su juicio responsable de la inflación-, obras públicas para mejorar la competitividad de los productos argentinos y, a su vez, refinanciar nueva deuda.

Comentarios