NACIONALES
Cristina Kirchner comenzó a reordenar el FPV
15 de abril de 2016

Después de su regreso a los primeros planos con su acto frente a los tribunales de Comodoro Py, la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner mantuvo un encuentro con alrededor de 70 diputados nacionales del Frente para la Victoria, que plantearon su visión sobre la coyuntura política.

La extensa reunión tuvo lugar en el flamante Instituto Patria, instalado en un antiguo edificio porteño ubicado en Rodríguez Peña 80, bien cerca del Congreso de la Nación, mientras decenas de militantes se concentraban bajo la lluvia que caía por momentos.

Más temprano, Cristina había recibido a entidades de derechos humanos y había denunciado ante el Consejo de la Magistratura al juez Claudio Bonadio, quien le tomó declaración indagatoria este miércoles por la causa de la venta de dólar futuro.

Así, el encuentro con legisladores sirvió como una instancia más para que la exmandataria ratificara su liderazgo ante los propios, en un “operativo clamor” que revive las especulaciones sobre una eventual candidatura futura.

Cristina arribó al lugar 40 minutos después del horario pactado en un Chevrolet blanco, estacionando en la entrada del edificio, que había sido vallada por militantes de Unidos y Organizados que volvieron a hacerse cargo de la organización del acto.

La expresidenta se ubicó en la mesa cabecera junto al presidente de la bancada, Héctor Recalde, a su derecha, y la secretaria parlamentaria del bloque, María Teresa García, a su izquierda, y luego de una breve introducción dio paso a la catarsis de los diputados.

Uno a uno, los legisladores plantearon la situación de sus provincias y su opinión de la coyuntura política, en una ronda que inició con la chaqueña Sandra Mendoza, exesposa del gobernador Jorge Capitanich.

En primera fila se ubicaron, de izquierda a derecha, el aliado Carlos Heller, Abel Furlán, Julio De Vido, Axel Kicillof y Juliana Di Tullio, de frente a la exmandataria, vestida de traje color marfil.

Según contó Recalde al término del cónclave, los diputados hicieron énfasis en el tema de los despidos, sobre el que Cristina se mostró preocupada, y no se habló de las causas penales que la involucran ni de la cuestión electoral.

“Cada uno planteó su visión. Hubo debate político y autocrítica”, relató uno de los participantes del encuentro, quien agregó que Cristina escuchó con atención y recién hizo uso de la palabra minutos antes de las 21.

Al finalizar, la expresidenta salió al balcón a saludar a la militancia y bailó al ritmo de los cánticos, para luego retirarse del edificio.

Hubo ausencias para destacar, como las de los exgobernadores de San Juan, José Luis Gioja, y de Misiones, Maurice Closs, quienes se vienen diferenciando del kirchnerismo duro –el primero encabeza la lista de unidad del Partido Justicialista.
 
Por otra parte, en el encuentro de este jueves se vio a exfuncionarios kirchneristas como Oscar Parrilli y Teresa Parodi, y los intendentes de Berazategui, Patricio Mussi, y de Avellaneda, Jorge Ferraresi.

Según trascendió, Cristina mantendrá en los próximos días encuentros similares con los senadores nacionales y los parlamentarios del Mercosur del Frente para la Victoria.

Comentarios