NACIONALES
Consumo de combustibles bajó un 2,6 por ciento
20 de febrero de 2017

El consumo de combustibles llegó en 2016 a alcanzar los niveles mínimos de los últimos cinco años, con una baja del 2,6 %. La federación de empresarios del sector aseguró que este descenso, se debe a la suba del precio de las naftas y a la fuerte caída de la actividad petrolera.

 

El consumo de combustible alcanzó el año pasado los niveles mínimos registrados desde 2012, con un descenso provocado por la suba en el precio de las naftas y la fuerte caída de la actividad petrolera, afirmaron desde la federación de empresarios del sector.

Según los datos oficiales, en 2016 el consumo de combustible cayó un 2,6%, lo que representó el primer año de caída de ventas de YPF desde su estatización, cuatro años antes.

“Uno de los factores centrales de este descenso hay que buscarlo en la caída de los niveles de venta del gasoil, que registró uno de los volúmenes más bajos de los últimos años”, apuntó la dirigente de la Federación de Empresarios de Combustibles de la República Argentina (FECRA), Rosario Sica.

La entidad cita datos publicados por el Ministerio de Energía y Minería según los cuales durante el año pasado se vendieron 406.810 metros cúbicos menos de combustibles que durante 2015, lo cual marcó uno de los niveles más bajos del último lustro.

Asimismo, Sica remarcó que las razones de este comportamiento hay que buscarlas en la economía real y las políticas del Gobierno en materia de tarifas. “El fuerte aumento en el precio de los combustibles y el saldo negativo en cuanto al desempeño de la economía en 2016 impactó de lleno en los niveles de comercialización que tenemos los estacioneros de todo el país”, sostuvo la dirigente de FECRA.

“Estos datos no hacen más que alertarnos sobre lo que puede pasar de continuar un desempeño tan magro en materia económica para este año, sumado a una política de precios del combustible que muchas veces se hace impagable por parte del público consumidor”, apuntó.

Por segmento, los combustibles diesel (gasoil grado 2 y grado 3), consumidos principalmente en el agro, transporte e industria, experimentaron en 2016 un retroceso del 6,5% con respecto a 2015.  

Comentarios