NACIONALES
A llorar a la Iglesia
14 de mayo de 2016

El Jefe de Gabinete de la Nación, Marcos Peña, escribió esta semana en su Facebook que no está de acuerdo con que el Papa Francisco reciba a Hebe de Bonafini. Raro, ¿no? ¿Acaso no tiene otros temas más urgentes que resolver? ¿El reaparecido drama del desempleo? ¿El crecimiento exponencial de la pobreza? ¿La disparada de la inflación? ¿Los problemas presupuestarios de las Universidades que no llegan a fin de año por los tarifazos?

En fin, se ve que al Jefe de Gabinete de Macri le parece más importante andar chusmiando las reuniones que se agenda el Papa Francisco. Y lo más loco es que según él parece que hay mucha más gente que también tiene tanto tiempo libre y lo dedica al mismo hobbie porque comienza su carta diciendo que “Hay mucha gente que se sintió ofendida o indignada”. Curioso porque nosotros ni sabíamos que se iban a reunir. Y no conocemos a nadie que lo supiera hasta que apareció la nota de Marcos Peña ¿Cuánta gente anda siguiendo el armado de la agenda del Papa? Hay que estar muy desempleado o ser Jefe de Gabinete de Macri para andar ocupandose de eso.

Pensar que hace poco tiempo el PRO se la pasaba criticando a los K por hacer uso político del Papa Francisco y ahora lo critican a él por juntarse con tal o cual persona. Se ve que lo de Cambiemos se lo tomaron muy a pecho.

El Papa Francisco tiene todo el derecho de recibir a Hebe de Bonafini, que tiene dos hijos desaparecidos durante la última dictadura militar y transformó su drama individual en un ejemplo de lucha por los Derechos Humanos.

Cuando tenga otro tiempo libre, el Jefe de Gabinete de Macri también podría escribir en su Facebook que también hay mucha gente “ofendida e indignada” porque su Ministro de Justicia recibió a Cecilia Pando, que defiende a los militares presos por torturar, asesinar y desaparecer a miles de personas y niños durante la dictadura.

De esa manera, se nos ocurre que el gobierno de Macri puede empezar a hacer lo que le reclama al Papa sobre “demasiados gestos para un lado y pocos para el otro”.

Comentarios