LOCALES
Una victoria que vale oro
22 de marzo de 2017

Anoche en el Polideportivo del Boxing, el primer equipo de Hispano Americano consiguió una victoria importante por 88 a 87 ante Echagüe de Entre Ríos. Los puntos finales fueron obra de Austin, que casi no apareció en todo el cruce, pero que se hizo notar en la definición. El domingo a las 20:00, Hispano recibe a San Lorenzo. 

El plantel, que viene con cambios constantes, de técnico y figuras, sumó una victoria oportuna ante su par de Echagüe por 88 a 87. Cuando el tiempo expiraba, los segundos corrían más rápido de lo deseado y los entrerrianos acariciaron la victoria, pero Austin afinó la puntería y no erró. 

El cruce por la conferencia sur de la Liga Nacional de Básquet comenzó a las 21:00. Capelli metió a O’Bannon, Austin, Byró, Zilli y Treise. Austin abrió la cuenta, el grupo se metió en partido y sumó en forma clara, entre O’Bannon y Treise se turnaron para anotar triples, todo iba bien, la gente aplaudía y disfrutaba ver cómo los jugadores rotaban, armaban, llegaban y encestaban, hasta parecía cosa simple. Daba gusto verlos.

Austin anotó 2 más, Treise otro triple, O’Bannon también y la cuenta llegó a 18 a 6. El primer cambio fue de Torres por Zilli. Otro doble de Treise y el DT visitante pidió tiempo muerto. Hispano movía el banco, entró Bernardino por O’Bannon y el partido cambió. La visita encontró espacios y no dudó en anotar. Fin del primer cuarto con 22 para el local por 19 para la visita. En este punto Trise era el goleador con 8 puntos contra 11 de Baeza.

En el segundo cuarto, Torres movió el tablero para poner la cuenta en 24 por 19. Fierro entró al rectángulo y colaboró para que Bernardini probara al aro y anotara 2 más. Después la distracción y el bajón llegaron al plantel. Echagüe aprovechó la desconcentración defensiva y arrimó puntos (28 a 26).

Una antideportiva de Bueno sobre Zilli permitió los lanzamientos y la posesión. El ejecutor fue Fierro y el marcador volvió a cambiar (30-29).

Treise volvió a entrar por Bernardino, O’Bannon sumó y puso la cuenta en 32 por 29. Fue Bueno el que anotó el triple para el primer empate de la noche en 32.

Treise anotó 2 y O’Bannon dos simples (36 a 32). La visita se mantuvo a la expectativa, metió presión y consiguió otro empate, pero esta vez en 38. Con 2 puntos de O’Bannon terminó el segundo capítulo con una leve ventaja para los anfitriones: 40 a 38. O’Bannon se convirtió en el goleador con 16 puntos, seguido por Treise con 10.

El recién llegado Zilli cumplió una de las tareas más tediosas, pelear bajo el aro, ya sea para buscar rebotes como para desviar los tiros rivales.

Momento de parar el balón y analizar la forma de completar los minutos de juego de la mejor manera posible, ensayando jugadas y cambios estratégicos de conducción.

Empezó el tercer cuarto con un triple de Byró. Austin aportó dos más llegando al 54 por 51. La visita también tuvo tiempo de rearmar y planificar, teniendo en cuenta lo que podían hacer los celestes. Juego de aro a aro y nuevo empate (60), Torres entró por Austin buscando reforzar la zona defensiva, pero con tiempo cumplido este segmento del partido concluyó en empate (62).

O’Bannon llegó a los 16 puntos, más los 15 de Treise y 12 de Austin.

Cuarto cuarto

Solano marcó un triple para Echagüe, la respuesta fue de O’Bannon con otro similar; en el momento justo para el partido y para el equipo, que daba la impresión de estar resignando los puntos, Capelli recibió una advertencia por parte del juez para que se retire de la cancha, cuando la mayor parte del cruce se lo vio como sexto jugador. Poco duró su permanencia detrás de la línea divisoria, pero… qué importaba. 

Este fue el cuarto en el que todos demostraron la razón por la que juegan en esta división. Treise metió un doble y cuando la visita encaraba el aro celeste, Austin recuperó el balón y provocó el despegue del público de sus asientos.

Austin metió 2 más y de vuelta igualaron puntos (74). Intentaron de todos lados, había que embocarla, pero el rival también mostró su fuerza y talento. Austin por 3 y la cosa se puso 77 a 75, 2 más de Zilli que consigue los primeros puntos del partido con la casaca de Hispano. Capelli pedía aliento del público, que no se hizo rogar.

Los entrerrianos no se daban por vencidos, tenían muy cerca la victoria. Treise anotó 3 más, llevando la cuenta a 80 por 78. Pero los entrerrianos también embocaron y pasaron al frente por 80 a 82. Después O’Bannon marcó dos simples y nuevo empate, pero en 82. Punto de la visita y sacaron 2 de diferencia, faltas de Hispano y tiros de penalización para que la cuenta se pusiera 82 a 85, después 82 a 87, faltaban 13 segundos. Austin metió un triple soñado, festejado para el 85 a 87. Los nervios, la ansiedad llevaron a los visitantes a cometer un error en el momento menos oportuno, cuando en posesión de la pelota el jugador caminó y la pelota cambió de conductor, era la última jugada y Austin clavó otro triple en la cara de Carter, a falta de 1 segundo y sí, por 88 a 87, Hispano sacó pecho, afinó puntería y consiguió un punto de oro. Así se despega del fondo de la tabla. Queda descansar y esperar el próximo juego, que será el domingo desde las 20:00 ante el candidato de la conferencia: San Lorenzo.

Comentarios