LOCALES
Para cuidar de petardos y cañitas voladoras
24 de diciembre de 2015

Desde las redes sociales circula un método que no es invasivo, contrario a las gotas para dormir y calmantes, y que puede ayudar a los perros a no asustarse ante los ruidos.
 
Se denomina "Método Tellington TTouch” que consiste en vendas corporales.


 
Y la solución reside en parte en cómo el sistema nervioso procesa la información sensorial proveniente de la suave presión de la venda corporal, ya que suscitan una sensación de calma.
 
Según se constata, el tacto con presión activa la rama parasimpática del sistema nervioso autónomo, que es el área del sistema nervioso que tranquiliza, restaura y centra al animal. Los efectos tranquilizadores con las vendas pueden ser debidos a la influencia de las sensaciones de presión sobre el sistema nervioso.
 
Normalmente la venda se pone sobre el cuerpo del animal siguiendo una configuración en forma de ocho, haciendo contacto alrededor del pecho y cruzándose por la espalda, y a veces alcanza los cuartos traseros.

Desde la redacción de BAS hemos realizado consultas a las veterinarias de nuestra ciudad, y la respuesta obtenida fue que no es un método probado científicamente o que lo desconocían, para informarnos de la eficiencia de las gotitas.

Este es sólo un aporte para nuestras mascotas, que tanto sufren ante los estruendos de los petardos de las fiestas, y que difiere de los métodos invasivos de medicamentos.

Comentarios