LOCALES
Montecristo presentará un estudio de costos a Giubetich, que implicaría suba de boleto y/o subsidios
24 de febrero de 2016

Lo hará el jueves o viernes en Buenos Aires. La comuna no tiene fondos para pagar más subsidios y si es considerable el pedido de incremento boletos, el Intendente llamaría a una Audiencia Pública.

La reunión entre Autobuses Santa Fe y el intendente Roberto Giubetich realizada ayer en Buenos Aires no tuvo un resultado “bueno, ni malo”, según dijo el Jefe Comunal a TiempoSur.

El encuentro se originó porque la empresa no brinda el servicio de transporte público, debido al reclamo de choferes que reclaman pago de ítems salariales, aunque esa no es la causa del conflicto con la Municipalidad porque Montecristo argumenta los altos costos de mantenimiento que le genera el servicio en Río Gallegos, el cual se interrumpió hace dos semanas.

“Están planteando retirarse porque no les funciona la empresa como Unidad Regional en Caleta Olivia, Río Gallegos y  Ushuaia”, precisó Giubetich. 

Nuevamente –como sucedió en la gestión de Pablo Grasso- presentarán al Jefe Comunal un estudio de costos en el que expondrían si necesitan un aumento del boleto, de subsidio municipal, (la comuna paga cerca de 6 mil por cada colectivo) o ambos.

“El planteo es que se quedan si los números le cierran. Entonces me plantearán  una ecuación de números para analizarla que me la presentaría el jueves o viernes”, contó Giubetich.

Pero la comuna –aclaró el Jefe Comunal- no está en condiciones de aumentar el pago de subsidios (de hecho le adeuda un millón de pesos) y si la empresa solicita aumentar el boleto –actualmente a 8,50 pesos- a una cifra exponencial, la Intendencia llamará a una Audiencia Pública para que los vecinos decidan.

“Tienen voluntad de esperar y no irse ya. Pero el conflicto con los choferes es aparte de esta situación, aunque estamos haciendo sanciones a la empresa por no brindar el servicio”, rescató.
 
El último aumento del pasaje de colectivo  comenzó a regir en enero del 2015, conjuntamente cuando la empresa comenzó a operar en la capital santacruceña.
En cuanto al subsidio, el año pasado, a fines de julio y según publicó este medio, el gerente, Carlos Biscari, solicitó  triplicarlo por cada colectivo y elevarlo a 18 mil pesos.

“Están dispuestos a que si alguien se  quiere hacer cargo, dejarles el personal y las oficinas”, precisó Giubetich, aunque aclaró que para esto primero debe existir un llamado a licitación pública.

De hecho, hay que recordar que Línea Siete (nombre anterior a Montecristo y que forma parte del mismo conglomerado) fue  contratada directamente por la comuna (gestión de Raúl Cantín), ya que el llamado a licitación para suplir a Taisur SRL, quedó desierto durante septiembre del 2014.

Comentarios