LOCALES
Los ediles señalaron como una “burla” el informe elevado por Cantín
5 de noviembre de 2014

Este martes, el cuerpo legislativo de nuestra ciudad capital, se prestaba a esperar la respuesta al cuestionario elevado por los ediles al Jefe comunal, luego que Raúl Cantín se negara a responder el mismo en el Concejo Deliberante, y que éste manifestase que el cuestionario sería enviado el martes para su conocimiento. 

El día martes llegó y con él, el informe elevado de Cantín en donde responde al formulario de preguntas elevado por los ediles. Producto de la falta de respuestas, éstos decidieron manifestar sus apreciaciones al respecto.

Por su lado, el Presidente del Concejo Deliberante, Pablo Grasso, señaló que “lo enviado por el intendente no cumple con las expectativas porque no sólo que no responde a la totalidad de preguntas formuladas por los concejales sino que tampoco explica detalladamente algunos aspectos importantes como el manejo del Fondo Soja o de los fondos públicos o el porqué de los atrasos de diferentes obras pensadas para la ciudad”.

Asimismo, el Presidente del Concejo Deliberante agregó que “Esto marca la falta de predisposición y de respuesta que tiene el Ejecutivo con el Concejo Deliberante y también con la ciudadanía de Río Gallegos que pretendía ser tratada como corresponde y no ninguneada como se pone en evidencia con este informe escueto, presentado con tanta liviandad”.

Por su parte, la concejal Rosana Larcher señaló que el informe aún está en proceso de análisis, pero por lo que pudo leer hasta el momento se encontró con algunas respuestas absurdas que parecieran una burla, e indicó con indignación que “ante una pregunta sobre cómo avanza la reglamentación de la ordenanza de adhesión a la Ley Nacional de Enfermos de diabetes se nos adjunta un menú dietario para diabéticos recomendado por una nutricionista”.

Por eso, para Larcher “el intendente no ha tomado este cuestionario con la seriedad con la que la comunidad de Río Gallegos esperaba que se lo tome”.

Las declaraciones no quedaron solo en el bloque del FVS, quien impulsaba la convocatoria del intendente al recinto legislativo, sino que los ediles de la UCR también se pronunciaron.

Así, en términos muy duros, el edil Pablo Fadul calificó como “una vergüenza y una burla” dado que el informe enviado por el Jefe comunal no responde a los interrogantes planteados o lo hace de forma insuficiente, y en este sentido indicó que “Siento indignación y bronca por tener a un Intendente que le 'toma el pelo' a un órgano deliberativo”.

Finalmente, el edil de la UCR Jorge Gareca fustigó la decisión de Cantín de no haberse acercado al Concejo Deliberante sobre todo “teniendo en cuenta que en la sesión inaugural había predicado el dialogo y había hablado de que esta año iba a haber una comunicación fluida entre los concejales y el Ejecutivo”.

Al tiempo que agregó sobre el informe que “Por lo que he leído faltó responder a los cuestionarios del bloque radical como así también a los elevados por los ediles Larcher y Figueroa; y dentro de lo contestado no se da respuesta ni al 50% de lo requerido”, concluyó el concejal.

Comentarios