LOCALES
Antes hay que poner el 15, si o si
24 de mayo de 2015

El SOEM Río Gallegos, con Pedro Mansilla a la cabeza, declaró un paro por 10 días, hasta que vuelva a reunirse en paritarias con las autoridades municipales.

La próxima reunión de paritarias se dará el próximo 4 de junio, hasta esa fecha se acumulará la basura y las cloacas sucumbirán al caudal de aguas servidas, que se desparramarán por toda la ciudad.

Esto seguramente redundará en que en cualquier momento algunos establecimientos educativos suspendan sus clases, en virtud de la aparición de roedores. Que ya pueden empezar a visualizarse por la acumulación de basura.

Por suerte tenemos un sistema de salud provincial, que si hubiera alguna emergencia sanitaria o brote epidémico, por la mugre y mierda entre la que tenemos que vivir (a veces con o sin paro), dará las respuestas adecuadas a la demanda de la ciudadanía de Río Gallegos.

Los pencos

La verdad es que el dinero para hacer frente al 15% exigido de manera intransigente por el SOEM, ¡no está!

Lo sabe Raúl Cantín, lo sabe Luis Menéndez (Sec. de Hacienda), lo sabe Pedro Mansilla y lo sabemos los vecinos.

Como ya informamos, cuando el municipio concluya el otorgamiento del 26,5% de aumento acordado con el SOEM en agosto, tendrá un déficit financiero de 18 millones de pesos. Si se suma el 15% exigido y prometido, ese déficit llegará aproximadamente a 25 millones de pesos.

Fondos para la adquisición para herramientas, por las que tanto sufre Pedro Mansilla en los medios, no hay ni habrá.

La discusión entre un municipio incapaz de gobernar para los vecinos, y abocado a convertir, al igual que Peralta, al Estado en un Cajero Automático que sólo paga sueldos, y un sindicato que supo concentrar el poder de manera excesiva, hasta convertir a Pedro Mansilla en el mandamás local, al que solo votan algunos municipales y no los vecinos, nos tiene de espectadores.

Solicitamos a las partes un poco de responsabilidad. Estamos seguros que la ciudad no se ha merecido a Pirincho Roquel, ni a Raúl Cantín y mucho menos a Pedro Mansilla. Estuvieron y están.

 

 

 

Comentarios