Las paredes hablan...
Recibidos de ex gallinas
30 de noviembre de 2014

Luego de un duro debate en la redacción de BAS, acerca de publicar esta nota en la sección “Las Paredes Hablan”, finalmente decidimos que viera la luz.

El debate no fue muy prolongado, la mayoría de los editores y redactores de este medio son de River. 

Es así que decidimos homenajear a estos artistas urbanos que dejaron en la pared de uno de los monoblocks que están en la calle Costa Rica de nuestra ciudad, una expresión que se asemeja a lo que fueron lo dos partidos por la semifinal de la Copa Sudamericana, y lo que en realidad fue un 2014 de alegrías para los hinchas de River, en 8 clásicos en los que Boca no pudo obtener ninguna victoria.

La noche del jueves pasado se vivieron los tensos segundos 90 minutos del clásico, que en muchas oportunidades vimos la misma película, la misma pesadilla que sufrimos en el 2004, cuando Maxi López erró el penal que nos dejó afuera de la semifinal de la Copa Libertadores, que después Boca perdiera con el ignoto Once Caldas. De eso no se acuerda nadie, solo del penal del ex de Wanda Nara.

Anoche River se recibió de ex gallina. Fue a la Boca y le jugó a Boca a lo Boca. A los 5 minutos Vangioni dejó afuera al Burrito Martínez con una patada de las que antes pegaba el Flaco Schiavi. Aguantó el partido y sacó un 0 a 0. Y en el Monumental, con un penal en contra a los 20 segundos que despejó Barovero, sacó pecho y con gol de Pisculichi dejó sin nada a Boca. Lo demás es historia conocida.

Boca paga las grandes macanas de una dirigencia macrista que se devoró y les faltó el respeto a su historia, que echo como perros a Carlos Bianchi y a Juan Román Riquelme.

Las placas de los programas deportivos dicen que “Boca jugó un partidito y River una final”.

Lo que viene es yapa. El 2014 ya está cerrado. El partido era el del jueves. El mural está muy bueno.

Comentarios