El Puchero
TRIVAGO, por Pantalón Cortito
13 de enero de 2017

Vacaciones para todos y todas.
O vacaciones para aquellos y aquellas que pueden irse de vacaciones.
Siempre que sean peronistas o lo parezcan.
Aquí, Pantalón Cortito desde los headquarters en San José de Sachal, San Juan, a pasitos del "Monumento a la Cacerola", puede ver o no ver lo que pasa en las costas transatlánticas. A veces más transa que atlánticas, otras más atlánticas que transa. Usted decide.

Porque Bossio como un osito de peluche precioso les pide a dos niñas que se estiman han de ser su descendencia, disfruta de una pileta envidiable para el hombre del Calor Profundo. 

¿Almorzará deliciosos sanguchitos?

¿Amanecerá con dos triples de jamón y huevo, añorando épocas en las que despertaba de otro modo?

¿Merendará unos de pan árabe? No creemos, esos no tienen miga.

 ¿Cenará simples? Sabemos que en el sanguchito, está el verdadero fuel oil de todo militante de Cambiemos.

Porque Juan Manuel Abal Medina disfruta un riquísimo licuado de banana con su familia, tal y como podemos ver en el daguerrotipo a continuación.

¿Estará acostumbrándose a las delicias de los simios?

 Jamás Pantalón Cortito le dirá a un Verdadero Peronista que es gorila, sólo que pretende parecerlo.

 ¿Y Mayra Mendoza? No se fue a Mendoza. Mejores chistes podríamos haber pensado. Como que dificilmente la diputada efepeviana decida irse de vacaciones a Jujuy, habida cuenta que la Secretaría de Turismo de esa ciudad suele recibir con mansas arrastradas, golpes y prisión a quien no disimule cierta referencia con el kukarachismo de hace un montón de décadas.Entonces ni a Mendoza ni a Jujuy. A Quilmes. Con su hijita con cara de blur.

¿Urtubey?

En Punta del Este, gordo. 

Urtubey, "Juanma" para el Gobierno, ha alcanzado un nivel de porteñismo que ya directamente lo hace puntaesteño. Pantalón Cortito no sabe si se dice puntaesteño y aún lucha por comprender que ese balneario, ciudad o circo, es algo ajeno a esta nación. Pero ahí va, capitán de capitanes, con su actriz. Dudamos de si él será tan buen actor.

Sergio habría elegido Pinamar.
Y estaría haciendo recorridas por lo que simule ser más o menos popular: gran excusa de todo candidato en eterna campaña como Sergio, caminar balnearios que le queden cerca porque ya sabemos... él y LAGENTE son uno sólo. O dos. O tres. Pero no mucho más que eso. 

La expresidenta no se toma vacaciones: está en su casa prendida a los noticieros, meta Telegram, a diferencia del Mister Presidente, que está meta telegramas... de despido, desde la villa angosta en la que se convirtió este lugar en el mundo. Hijo de Trump. Son of a Trump.

El equipo Cambiemos, siempre de vacaciones, eligió irse a otro país (y otros países, sean off u on shore) porque todavía la pesada herencia de la decadencia ganada hace que este país no se parezca ni un poco a la Maiame que será en apenas cuarenta mil años. Ya verán, la luz al final del túnel y todas esas cosas hermosas que prometen los Baglinis de la vida. A Dujovne le cortaron las vacaciones, habida cuenta que como asesor del Gobierno tuvo un año muy caliente.

En conclusión, cada quien tiene la vacación que se merece, en años meritocráticos y tecnocráticos y de escaso nivel democrático.

¿Y Máximo Kirchner?

Nadie sabe.

Dicen que está en su casa, en Río Gallegos.

Dicen que nunca salió del país, en toda su vida.

Dicen que está trabajando.

Pantalón Cortito no se imagina a Máximo en pantalón cortito.

 

Comentarios