El Puchero
Escandaloso: Alto funcionario del PRO choco totalmente ebrio en vehículo oficial
25 de octubre de 2016

El domingo a la noche, en las intersecciones de las importantes avenidas Corrientes y Leandro N. Alem, Mauricio Colello quien es la mano derecha del Ministro del Interior, Rogelio Frigerio; embistió a toda velocidad manejando un imponente Volkswagen Vento con chapa oficial a un Peugeot 206 que estaba detenido por estar el semáforo en rojo.

El auto perteneciente a la flota de automotores de Casa Rosada no estaba asignado formalmente al funcionario, por lo que en su declaración policial tuvo que decir que venía de una reunión de trabajo en la cual Frigerio lo había autorizado a llevarse el vehículo. Lo que uno se pregunta es qué tipo de reunión de trabajo se realiza un domingo por la noche y bajo los efectos del alcohol.

Colello pertenece a esa rama de jóvenes sin experiencia que el PRO ha puesto como segundas líneas en el gobierno nacional, que muchas veces son quienes verdaderamente trabajan ya que como sabemos “el mejor equipo de los últimos 50 años” no se caracteriza por ser adictos al trabajo o workaholics para estar a tono con el léxico del relato de cambiemos.

De hecho se ha formado una tríada de jóvenes PRO, que según cuentan los históricos de la Rosada, son quienes desde sus fastuosos despachos manejan la Casa de Gobierno. Se trata del mismo Mauricio Colello, segundo del Ministro del Interior, Rogelio Frigerio, que muchos dicen que aterrizó allí por una tragedia familiar a la que nos referiremos en un acápite siguiente; Rosendo Grobocopatel, mano derecha del Jefe de Gabinete, Marcos Peña e hijo del empresario multimillonario; y Jesús Acevedo, segundo del Secretario General, Fernando de Andreis.

Estos jóvenes sub 30 militantes del PRO, son los brazos operativos del gobierno de la Alianza Cambiemos. Según relatan los trabajadores de la Rosada, organizan almuerzos en donde la abundancia de comida y postres, muchas veces acompañados por alcohol, recuerdan a los dorados años 90. Todos ellos con sueldos que superan los 100 mil pesos de bolsillo, gastos reservados, viáticos, vehículos a disposición propia o con chofer, secretarias, caja chica y otros etcéteras.

Colello tenía previsto compartir escenario con Macri en un acto de jóvenes PRO los próximos días aunque dicen que el Presidente está que trina y no quiere ni verlo. Desde la secretaria de medios, lo calmaban diciéndole que la noticia pudo ser omitida. De hecho, no creo que la hayas leído en ningún gran medio. Quien se empezó a hacer los rulos es Piter Robledo, que quedaría en mejor posición para ese acto, toda vez que Colello fue neutralizado.

Pero volviendo a Colello y su arribo reciente a la política, en las filas del PRO comentan que ese lugar estaba reservado para su hermano Máximo Colello, quien sí tenía experiencia política tanto cerca de López Murphy como de Frigerio; pero falleció en circunstancias poco esclarecidas adentro del estadio Coloso cuando había asistido a ver a su equipo de cabecera Newell´s. Los médicos del HECA, el hospital de emergencia en donde recibió primeros auxilios concluyeron que por algún exceso había tenido una muerte súbita.

Esto sumado a la muerte del padre de Colello, un humilde fotógrafo de la ciudad de Rosario, se convirtieron en un trance duro que superó gracias al apoyo de sus seres queridos.

Mauricio Colello, el funcionario que chocó el vehículo oficial en estado de ebriedad, tiene como principal misión organizar los partidos de futbol en Olivos. A los mismos nunca faltan los funcionarios de primera y segunda línea, amigos del Presidente como Nicolás Caputo, y periodistas militantes de la Alianza Cambiemos como el corrupto Fernando Niembro y Mariano Iudica. También cuentan que se lo ha visto al ex tenista Gastón Gaudio.

Los principales enemigos que tiene Colello en el gobierno son el equipo de trolls a cargo de Marcos Peña, y por cuya estructura el Estado gasta varios millones de pesos diarios. Resulta que los trolls de Peña, además de opinar a favor del gobierno en los portales online y amedrentar a quienes piensan distinto, como por ejemplo el ataque denunciado por Marcelo Tinelli; también se ocupan de monitorear la actividad de sus propios funcionarios en las redes sociales.

Colello fue obligado a borrar uno de sus tuits en el que manifestaba no estar en un todo de acuerdo con el veto a la ley antidespidos, y reemplazarlo por uno neutral que se refiera a las “inversiones” tal cual indica el manual de discurso impuesto por Duran Barba.

Pero hablando de tuits, llama mucho la atención uno en el que habla de los riesgos de la noche y nos invita a cuidarnos.

Mauricio, teniendo en cuenta que hiciste volcar a un auto detenido en un semáforo en rojo y sus ocupantes salvaron su vida de casualidad, ¿no será mejor que le aflojes a los excesos de poder y trabajes por las necesidades del pueblo? 

Comentarios