El Puchero
Brasil decime que se siente Temer
21 de mayo de 2017

Escándalo y conmoción es lo que se vive por estas horas en el vecino país de Brasil. 

Para los que no siguen de cerca la actualidad política regional, es importante saber que el actual mandatario de Brasil envuelto en un escándalo de corrupción gigante, Michel Temer, fue la figurita elegida por los artífices del golpe de estado llamado “impeachment” que terminó con el derrocamiento de Dilma Rouseff hace algunos meses.

El diario O Globo , que cumple el mismo rol que Clarín en la Argentina, fue el impulsor del juicio político contra Dilma el cual acompañó con todos los recursos comunicacionales que pudo hasta que lograron destruir su imagen. Este diario carioca fue el mejor aliado de Temer para llegar a la primera magistratura brasilera, en una situación casi análoga con Macri y la construcción del candidato por parte de Clarín, TN, Infobae y otros ramificaciones del multimedio. 

 

La paradoja del asunto, es que hoy es el mismo O Globo, el que en una orquestadísima operación de prensa difunde las imágenes sobre la secuencia de los pagos que dejaron al descubierto la maniobra de las coimas en las que está envuelto Temer. Y sus periodistas estrella que hace unos meses lo ponderaban como el salvador de la populista y corrupta Dilma, hoy se engolosinan pidiéndole la renuncia. 

En el mismo orden de ideas, es destacable el nefasto rol del Supremo Tribunal Federal del Brasil (STF) que avalo las acusaciones sin sustento que pesaban sobre Dilma para sostener el clima político propicio para el golpe de estado. Y hoy, dispararon un tiro fulminante hacia Temer. Luego de que el Presidente del Brasil dijera en conferencia de prensa “no renunciare y exijo una investigación rápida”, difundieron a la prensa (amiga, obviamente) los audios que involucran a Temer. 

Cristina Kirchner lo definió con palabras más crudas: "La pregunta es ¿por qué en este momento los mismos que lo llevaron hasta la presidencia generan las condiciones para la renuncia y/o destitución del Presidente? Sin temor a equívocos podría sostenerse que Temer ya cumplió con su cometido y que, por debilidad política y por desgaste, ya no le sirve más a quienes, de alguna manera, fueron sus mandantes y su sostén, incluyendo entre estos actores al poder financiero aliado con el sistema de medios de comunicación. 

Una vez que lo usaron, lo tiran, lo descartan. En español se suele utilizar la palabra “forro” para calificar a las personas que asumen tales conductas. En portugués: camisinha."

Por ello, en estos momentos se vive un clima de incertidumbre muy grave en Brasil. Y a buen entendedor pocas palabras: la bolsa de Argentina fue la que más se derrumbó por el clima político de Brasil. Macri que a la media hora de haber sido derrocada Dilma, estaba reconociendo el gobierno de Temer; por el momento no ha dicho ni mu. 

Nos vemos de nuevo en la final. 

Comentarios