ANALISIS
Pedro Mansilla y Los Caballeros de la QUEMA
8 de noviembre de 2014

Asi como todos los años se festeja la llegada de la Primavera con carrozas y diferentes expresiones culturales populares, nuestra Ciudad también tiene el triste espectáculo de los falsos Caballeros de la Quema de Mansilla, quienes en varias oportunidades al año se aprestan a la quema de cubiertas y hasta han llegado a ensayar la inclusión de edificios públicos o patrulleros, según Pedro Mansilla disponga.

En esta oportunidad y como cada vez, es para pedir un aumento salarial del 15% a un municipio que no puede pagar ya por si solo los montos destinados a salarios. Esta situación que se viene dando desde el 2007 y persiste en el tiempo desde entonces, vuelve a colocar al Intendente así como a la ciudadanía en su totalidad, en una situación de extremo desequilibrio ya que al Estado Municipal no le cierran los números y parafraseando al hijo presidencial, no le cierran los números ni con la gente adentro ni con la gente afuera. No cierran. Y esto, obviamente, no es casualidad ni producto de la inflación. Existe una deliberada acción política condescendiente y cedente frente a los que algunos consideran los poderes fàcticos de una sociedad. Mansilla parece serlo para algunos. Parece serlo para Cantín.

El poder de Mansilla ha crecido desmesuradamente apalancado por las concesiones que supo realizar el centenario Partido Radical a los punteros gremiales durante los dieciséis años que gobernó la Ciudad y también debido al temor de Cantin por la violencia inusitada que Mansilla utiliza como principal argumento para sus reclamos. 

Esta situación que parece estar devorándose una Ciudad entera, podría empeorar en el corto plazo si es que la Nación desistiera –y por qué no habría de hacerlo en una clara mirada federal y en lugar de destinar fondos y recursos a un municipio de nula relevancia electoral con miras al 2015, habría de destinarlo a distritos de mayor densidad poblacional y rédito político- de aportar para el pago de sueldos y la continuidad de obras como por ejemplo el sueño de muchos riogalleguenses de tener un natatorio municipal.

Habrá que ver hasta dónde es capaz de llegar Mansilla que ya tiene en su haber varias causas judiciales y hasta dónde llegará la notoria influencia que ejercen desde el Radicalismo local y provincial sobre su accionar y si realmente este tipo de acciones lo benefician en el intento de recuperar la Intendencia, a pesar de la ciudadanía.

NUMERITOS

EGRESOS QUE NO INGRESAN

El municipio debe abonar la friolera de 59 millones de pesos de manera mensual, de los cuales aproximadamente  41 millones corresponden a lo que recibe el trabajador en mano luego de los descuentos por Obra Social y diferentes ítems. 

 

INGRESOS QUE EGRESAN

Por ejemplo en el mes de Octubre los ingresos por cooparticipacion nacional fueron de unos 11 millones de pesos. Por coparticipacion provincial unos 25 millones de pesos y por regalías unos 7 millones de pesos. 

El total de esta suma da unos 43 millones de pesos. Dos millones por arriba de los 41 millones que recibe el trabajador en mano, pero 16 millones por debajo del total de los 59 millones antes mencionados.

 

 

Comentarios