ANALISIS
Movimiento Viva el Cáncer
16 de febrero de 2017

En la jornada de ayer el gobierno nacional de Mauricio Macri, había convocado a la primer sesión extraordinaria para sancionar la reforma a la ley que regula las ART.

La primer acción política en el Congreso Nacional estuvo a punto de fracasar por falta de quórum, si no hubiera sido por… el Movimiento Evita. ¡Sí lectores sorprendidos! El mismísimo Movimiento Evita, el de los revolucionarios Emilio Pérsico y el “Chino” Navarro, le dio quórum al macrismo para dar comienzo a la sesión.

Estaba previsto que la sesión iniciara a las 11 de la mañana, hasta pasadas las 12 y ya cumplido el tiempo de tolerancia, Cambiemos no reunía el quórum de 129 diputados necesarios para dar comienzo. En ese momento bajaron al recinto los diputados que responden a Sergio Massa muy opositores al gobierno, pero que votaron casi todas las leyes que mandó Macri, y el PJ disidente al propio peronismo que conduce Diego Bossio.

Aún así, no lograban el quórum, y solo tenían sentados en sus bancas 126 diputados, hasta que muy sorpresivamente bajaron al recinto Leonardo Grosso, Araceli Ferreyra y Andrés Guzmán del Movimiento Evita y se sentaron. ¡129!

Estos diputados que llegaron todos en listas del FPV, le dieron el quórum al macrismo para sacarles más derechos a los trabajadores.

Por las dudas llevaron a Remo Carlotto de suplente, ya que este se quedó parado al lado de su banca, y si hacía falta se sentaba para iniciar la sesión.

¡Un papelón!

Si Evita los viera

La sesión de ayer trataba la ley impulsada por el macrismo, para saldar la tensión política que generó una nueva torpeza de modificar la norma por un nuevo DNU, en este caso fue el 54/2017.

En su momento el propio presidente Mauricio Macri, se quejó de que la justicia fallaba siempre a favor de los trabajadores, ni lerdo y rara vez ni perezoso, mandó una ley al congreso, que reduce drásticamente los juicios por accidente de trabajo que los empleados le pueden hacer a las empresas.

La modificación de la ley implica determinadas cuestiones que impactan en los trabajadores: Obligatoriedad de la recurrencia previa y obligatoria de las Comisiones Médicas. Afectación de la autonomía provincial. Demora indefinida del trámite en las comisiones médicas. Cosa juzgada administrativa. Impide el acceso a la justicia. Efecto suspensivo del recurso de apelación del trabajador.

“Antes de terminar, compañeros, quiero darles un mensaje: que estén alertas. El enemigo acecha. No perdona jamás que un argentino, que un hombre de bien, el general Perón, esté trabajando por el bienestar de su pueblo y por la grandeza de la Patria. Los vendepatrias de dentro, que se venden por cuatro monedas, están también en acecho para dar el golpe en cualquier momento. Pero nosotros somos el pueblo y yo sé que estando el pueblo alerta somos invencibles porque somos la patria misma.” (Discurso de Eva Perón – 1º de mayo de 1952)

Movimiento Carolina

La mañana se había puesto furiosa, los pasillos de los primeros pisos del congreso donde habita el oficialismo de Macri, se preparaba para una nueva derrota legislativa recién empezado el año.

Los celulares sonaban, vibraban y se violentaban cuando se contaban los porotos y no se llegaba al quórum. Entonces algunas puerta empezaron a golpearse con sanguchitos, y se hicieron oír, tan es así que el bloque de Bossio y Massa bajaron al recinto, pero no alcanzaba.

Fue entonces cuando le sonó varias veces el celular de Emilio Pérsico, un secretario del Ministerio de Desarrollo Social le informó, “señor Pérsico, le voy a comunicar con la ministro”.

Del otro lado de la línea estaba Carolina Stanley, la ministra que articula recursos para que el Movimiento Evita siga vivo, o más bien que sus dirigentes sigan en el tapete con un poco de cámaras y micrófonos.

“Emilio, me dicen que en el Congreso faltan pocos diputados para que haya quórum, y que tus diputados no bajaron, por qué no te fijas? Y arreglas eso!”

Pérsico se comunicó con Leonardo Grosso, bajaron, dieron quorum, y la ley fue sancionada por 88 votos a favor, 23 en contra y 44 abstenciones.

Los diputados del Movimiento Evita votaron en contra, pero de nada les sirvió a los trabajadores, porque fueron los propios legisladores los que permitieron que se desarrollara la sesión, sin el acompañamiento de ellos al macrismo, la ley no salía.

Así, este espacio político que lleva el nombre de “Evita”, va y facilita la sanción de las leyes de quienes representan en nuestro país las manos que en 1952 pintaban “VIVA EL CANCER”.

 

Etiquetas
Comentarios