ANALISIS
El infierno más temido
5 de mayo de 2015

La ciudad de Río Gallegos nunca estuvo tan mal y de eso ya no duda nadie. Los números no cierran por ningún lado desde hace mucho tiempo, y a nadie le parece extraño.

Ni Héctor Roquel en sus ocho años como intendente ni la actual gestión de Raúl Cantín se esforzaron por tener una administración ordenada. Ambos siempre especularon que la presencia de Nación y Provincia, a través de obras y dineros frescos, iban a estar presentes. Tanto Acevedo como Sancho y Peralta con ayuda de Nación asistieron al municipio local en ambas administraciones. Obras como la autovía, entre tantas otras, durante la gestión Roquel, como el natatorio municipal, en la actualidad, son una muestra clara de esto.

Las coronas del SOEM

Cabe recordar que la lista que postulaba a Giubetich como intendente llevaba como segunda concejal a D´Andrea, uno de los pilares fundamentales dentro del sindicato para la actual conducción. Desde el gremio sostienen que D´Andrea debería asumir como concejal en lugar del Topo Fernández que a raíz de una penosa enfermedad se encuentra impedido de poder llevar adelante sus funciones.

El radicalismo ha resistido las presiones aduciendo causas humanitarias para que el concejal termine su mandato y han calificado de inhumana las pretensiones de D´Andrea y sus compinches.

Hace días hubo una denuncia, que todavía no llegó a la justicia, impulsada según los que saben, desde el SOEM. La misma aseguraba que la tropa que responde a Giubetich presentaba proyectos en el Concejo Deliberante con la firma de Fernández y que eso era imposible ya que el concejal no se encuentra apto para tal tarea.

Pero no terminan allí los tentáculos sindicales. La lista que encabezaba como intendenta Elsa Capuchinelli, llevaba a la cabeza de la lista de concejales a Laura Santamariña y en segundo lugar a Lucio Santucho, otro nombre de peso dentro de la estructura del sindicato de municipales. Esta lista era apoyada por los Muchachos Peronistas de Rudy Ulloa, quien enojado con La Cámpora, promovió la candidatura de Capuchinelli y de Santamariña, socia de la mujer de Rudy U en un estudio de abogadas. Meses atrás Santamariña falleció luego de una larga enfermedad.

De inmediato Mansilla fue a expresar las condolencias del caso a los compañeros de Santamariña. Acto seguido intentó conversar acerca de la inevitable asunción de Santucho pero fue cortado en seco por Ulloa quien le dijo que este no era el momento y que esperara unas semanas.

Con el tiempo la reunión se produjo y desde los Muchachos Peronistas pidieron que no se tocara el laburo de la gente que acompañaba a Santamariña. El SOEM accedió a cambio de un pedido para que intervengan en tender puentes con sectores del FVS que no perdonan a Mansilla el brutal ataque con molotov a la Cámara de Diputados aquél 29 de diciembre de 2011, donde incluso se quemó un patrullero, y que ocasionara un quiebre político entre Peralta y el FVS, anunciado por el diputado provincial de La Cámpora, Matías Bezi, en FM tiempo.

                                                                  

Pero no termina aquí este camino en ascenso del SOEM producto de trágicas enfermedades. En la última manifestación que realizaran los municipales frente a la intendencia capitalina, los muchachos del sindicato depositaron un corona en la puerta principal que llevaba el nombre de “gestión Cantín”.

Ante el repudio general, Mansilla trató de explicar que dicha acción fue llevada adelante por trabajadores municipales alineados en otras vertientes políticas supuestamente relacionadas con la izquierda.

¿Ni Pirincho ni Máximo?

Si bien Costa ya no sabe con qué tentar a Roquel para que sea su candidato, parece ser que el ex intendente no está muy convencido de querer competir. El paso del tiempo y la gestión Cantín parece surtir efecto en la sociedad sobre la valoración de la gestión de Pirincho, que recordemos tuvo como corolario una durísima derrota en el 2011 donde el radicalismo hizo su peor elección para la intendencia en su historia. ¿Se arriesgará Roquel a dilapidar los beneficios políticos que le trajo la gestión Cantín?

Por el lado del FVS todos especulan con que hará Máximo Kirchner. Es sabido que muchos dirigentes piden en público y a diario su presencia en la lista de diputados nacionales bonaerenses. Ante la ausencia de Cristina, saben que el apellido tiene un rinde electoral atractivo.

En nuestras tierras, luego de la recorrida por Piedrabuena y Puerto Santa Cruz, muchos especulan con que será candidato a diputado nacional por Santa Cruz. 

Si bien desde el radicalismo dan por sentado que no será candidato a intendente y dicen que, prueba de ello, es que Pancho Anglesio, a quien apoyara La Cámpora en 2011 y que perdiera por 60 votos con Cantín, empezó a darle forma a una posible candidatura.

¿Máximo se animará a ir por una diputación y la proyección nacional o se arriesgará a entrar a una intendencia quebrada?

Las ausencias de Roquel y Kirchner dejarían un espacio electoral demasiado grande pero abriría las puertas a Giubetich, Fadul, Anglesio, Daniel Álvarez, Pablo González entre otros. Ninguno de ellos parece tener un caudal electoral propio de importancia.

Pero Pedro Canoero….

El sueño de Mansilla parece estar a punto de cumplirse. Sabe que si Pirincho se presenta y gana no representará un escollo para seguir construyendo poder ya no dentro del gremio, sino también dentro del municipio.

Pero hay algo que lo desvela. Mansilla no puede olvidar el apoyo de Gómez Bull, por órdenes de Máximo, de quedarse junto a Roquel dentro del municipio años atrás cuando una violenta protesta ponía en jaque al entonces intendente. Aquella vez Mansilla especulaba que La Cámpora no intervendría en el conflicto dejando sólo a Roquel; pero no fue así. La actitud de Gómez Bull, hizo que el bloque del concejo del FVS, también acompañara al intendente y así los reclamos del secretario general del SOEM se vieran debilitados.

Mansilla parece ser la aduana por donde deben pasar todos los candidatos a ocupar el sillón de San Martin y Alfonsín, pero aún no pudo llegar a Kirchner. Mansilla considera que sólo es cuestión de tiempo y la actual huelga parece ser un mensaje encriptado a quien todavía no conoce.

Con Cantín debilitado y con un radicalismo que hará cualquier cosa para volver a su coto de caza, piensa que un “nene bien”, como califica al hijo de los dos presidentes, no tendrá la espalda suficiente para aguantarlo.

¿El infierno está encantador?

Es sabido que el municipio ni siquiera puede afrontar los sueldos con el reciente aumento del 26,5%. Tal es la situación, que Cantín solicitó 20 millones de pesos al Gobierno Provincial para hacer frente un déficit incontrolable.

El pedido de un 15% más de aumento entonces es una quimera. Mansilla lo sabe. Lo que no dice el poderoso sindicalista es cual es la razón de su insistencia. Cuales son las razones de poner en riesgo incluso el pago de sueldos sin el 15%.

Peralta intento ayudar al mandamás del SOEM con la intervención de la Secretaria General del Trabajo para el dictado de la conciliación obligatoria, pero la ley 55 de municipios no autoriza la intervención de la secretaría provincial.

El reciente incendio de la camioneta de Gironi, el hombre elegido por Cantín para conducir el inestable corralón municipal, es una demostración más de que no habrá límites ni cambios en la metodología elegida. Atentado o autoatentado. Muchos recuerdan el incendio del cajero automático del municipio en aquel conflicto con Roquel. Casualidades o causalidades no se sabe. Lo que si se sabe es que el infierno tan temido empieza a hacer sentir su calor en este frío otoñal y algunos sólo piensan que se estiró el verano.

Mansilla fue socio de Roquel y Cantín a la hora de engrosar la desmedida planta del personal del municipio. Nunca el gremio puso el grito en el cielo porque siempre se quedaba con una parte de ellos. La nula prestación de servicios, producto de tener comprometidos sus ingresos para el pago de una gran cantidad de sueldos, irritan a la sociedad y también a muchos empleados municipales que esperan que alguien ponga fin a una situación que la especulación política alimentó hasta la adicción. 

Comentarios