ANALISIS
¿Ze idán o se quedan? (Recomendamos el video del final)
31 de enero de 2018
Radiografía de una familia, que convencida de las políticas de Eduardo Costa y Mauricio Macri, traiciona a su pueblo.

En Río Turbio cada vez quedan menos integrantes del clan Zeidán, y esto es porque la cosa no se está poniendo buena en virtud de los despidos que está llevando adelante Omar Zeidán como interventor de YCRT, todo ello sin dejar de hacer negocios propios.

La historia de este árbol familiar en fuga, inicia cuando Don Omar Zeidán llegó de Chile a Río Turbio hace más de 50 años. Su tarea la realizó como comerciante, manejando boliches y pubs nocturnos, el más conocido en Turbio fue “Cabash”. 

La madre de la familia, quién más sufre esta situación de los despidos a sus vecinos que realiza su hijo, se llama Mónica Antonucci, docente jubilada, hermana de Carlos, que en Río Gallegos, al igual que su esposo, tiene locales nocturnos, el más conocido fue “New Age”.

Los más de 1.000 despidos de trabajadores que tiene que realizar Omar en YCRT, empresa insignia de la Cuenca, generan turbulencias hacia el seno de la familia, y es por ello que sus integrantes piensan dejar Río Turbio. 

El primer fugado 

El primero que empezó, es su mayor responsable: Omar Faruk Zeidán, interventor de YCRT, que lleva al pie de la letra los pedidos de Macri y Aranguren, ministro de energía, de reducir puestos de trabajo, inversiones, y si hay que llegar al cierre y privatización de la mina, que se llegue.

Omar ya comenzó su fuga de Río Turbio. Hoy vive en un barrio cerrado y pituco de Pilar en la provincia de Buenos Aires, que alterna con un departamento en Capital Federal.

BAS dio en la ruta que une Río Turbio con la ruta nacional 3, con un camión mosquito que trasladaba los vehículos de Omar con destino a la ciudad de Buenos Aires. 


 Omar trabajó en OSDE de Río Turbio, fue dos veces concejal y dos veces candidato a intendente. Después de querer dos veces conducir el municipio, y los vecinos habiéndole negado esta circunstancia, parece esta una “vendetta” a quienes le dieron la espalda, y echa a trabajadores sin temblarle el pulso, que como su padre llegaron hace 50 años a la Cuenca. 

El que le vendió autos a los echados 

Otro que prepara las valijas es Mirey Zeidán, quien se ha mantenido lejos de la política, pero oficia de operador y financiador de las campañas políticas de sus hermanos. 

Estrechamente vinculado comercialmente al Grupo Costa, Mirey tiene concesionarias de autos en Río Turbio, 28 de Noviembre y San Julián. Pero sus inicios comerciales tienen su origen en la venta de ferretería industrial, que casualmente vendía a…. YCRT durante los gobiernos kirchneristas.

Hoy su futuro lejos de Río Turbio es la turística ciudad de Colón en la provincia de Entre Ríos, de donde es oriunda su pareja, y donde ya realizó una inversión por la cual construyó departamentos para alquilar, con las ganancias que le dejaron los trabajadores de Río Turbio comprándole autos, entre ellos los echados por su hermano y su jefe comercial Eduardo Costa. 

Por ahora se queda 

Zamir Zeidán es actualmente concejal de Río Turbio. En un acuerdo con el PJ y el PIR, fue presidente del Concejo Deliberante, oficiando muchas veces de intendente por los viajes de Atanacio Pérez Osuna. 

En principio es el único que se podría quedar en la localidad, dado que debe concluir con su mandato como edil de Río Turbio.

Aunque prevé quedarse sabiendo que va a pagar los altos costos políticos que le dejan su hermano interventor de YCRT Omar Zeidán y su conductor Eduardo Costa, que ya no aparecen por la localidad. 

Entregan a la madre y a su pueblo 

Hay un dicho que reza que “los turcos negocian a la madre, pero no la entregan”. 

Este no es el caso, fuentes cercanas indican que Mónica Antonucci es la integrante de la familia que más sufre la situación que atraviesa la localidad por culpa de su hijo Omar. 

En este caso su hijo Omar está entregando a su pueblo y a su propia familia que fuga de la localidad porque no pueden mirar a sus vecinos a los ojos. 

La historia de los Zeidán en Turbio parece extinguirse con la gestión del interventor que prepara el camino para el cierre definitivo o una posible privatización, como ya sucedió en la década del ´90, y todo el pueblo lucho en contra de las políticas neoliberales. 

Hoy es un hijo de Río Turbio el que encabeza estas políticas, representando a Eduardo Costa que lo puso como interventor de YCRT.

Les dejamos un video de salutación del propio Zeidán a fines de diciembre deseándoles una feliz navidad y un próspero año nuevo, mostrando su lado más cínico, sabiendo claramente lo que se venía. 

Días más tarde comenzó a echar personal.


Comentarios